En el Día de los Difuntos

El conmovedor agradecimiento de los alumnos de la Facultad de Medicina a los difuntos

Los alumnos tuvieron la iniciativa de agradecer a los difuntos por todo lo que pueden aprender de ellos, con el respeto y cuidado debido, comentó el doctor Moscol, jefe de cátedra del curso de Anatomía.

El día de hoy, 2 de noviembre, día de los difuntos, el doctor Jorge Moscol, jefe de cátedra de Anatomía de la Facultad de Medicina UDEP, recuerda con tristeza el poco cuidado que se tiene con los cadáveres humanos en algunos lugares.

Lamentablemente, no todas las instituciones le dan el trato debido al al cadáver humano, señala el especialista en Anatomía: en algunas están almacenados sin cuidado en un lugar no preparado para ello. ¿Cuál es la idea de dignidad humana que un alumno, el futuro médico, puede desarrollar en esos ambientes?, se pregunta el doctor Moscol.

Los estudiantes suelen comenzar sus estudios con una gran ilusión de servir a las personas, pero puede ocurrir que, siendo tan jovenes, aún no estén adecuadamente formados en el respeto hacia el otro. “Cuando se les forma para que comprendan que el cadáver es otro ser humano, que ha dejado de existir, lo tratarán como naturalmente se trata a todo ser humano, con respeto”.

Dr. Jorge Moscol, jefe de cátedra del curso de Anatomía

Precisamente, con la finalidad de concientizar el respeto hacia la dignidad humana del cadáver, los alumnos de Anatomía realizaron un conmovedor homenaje de agradecimiento a los cadáveres de la Facultad. “Gracias por dejarnos usar tu cuerpo para aprender y enseñar a salvar a los vivientes”, decía la tarjeta obsequiada por los estudiantes del curso de Anatomía en el Día Internacional de los Difuntos.

El cadáver es el maestro de los libros

Los alumnos tuvieron esta iniciativa porque son conscientes de que el cadáver es el maestro de los libros, sin él,  no hay conocimiento anatómico,  señala Moscol.

Enfatiza que, a pesar de la existencia de maquetas biológicas plastinadas o de softwares tridimensionales para el estudio anatómico, el cadáver sigue siendo el elemento imprescindible e irremplazable para los estudios de anatomía del estudiante de Medicina. “No es lo mismo mirar en una pantalla o una maqueta que tocar, que ver, que ingresar y movilizar las partes del cuerpo”, apunta.

Además, señala que cuando el alumno respeta y agradece, también cuida al cadáver. “Nuestros estudiantes saben que una vez que se dejó de estudiar con él, se le cubre y se le coloca posteriormente en la cámara de conservación especial”.

Puedes conocer más de la Sala de Conservación de cadáveres en este artículo.

 

El cadáver como patrimonio científico

Hace unos años, comenta el profesor Moscol, sus alumnos se acercaban con cierta frecuencia a preguntarle dónde podían comprar un cadáver. “Si no se inculca el respeto debido, los alumnos pueden llegar a cosificar el cadáver. Lo que deben entender es que este tiene un valor incalculable e invalorable, su valor no es comercial”.

En el Perú, las facultades y centros científicos pueden recibir, en calidad de donación, aquellos cadáveres “NN” (no identificados) o no reclamados, que se encuentran en la morgue o en los hospitales públicos, 72 horas después de su defunción. En caso los familiares se hagan presentes después, el centro debe devolverlo en el estado en que se encuentre.

En estos días, según nos explica el doctor Moscol, el panorama para las facultades se complica porque el periodo hasta su llegada al centro académico suele durar muchas semanas. “Felizmente, en la Facultad de Medicina, tenemos los equipos y técnicas necesarias para recuperar y conservar bien el cadáver. De este modo, los alumnos pueden emplearlos en sus estudios”, comenta.

Para el doctor Moscol, la preparación del personal médico y equipos con los que cuenta la cátedra de Anatomía de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Piura, le permite ser una de las pocas facultades que ofrece un aprendizaje personalizado con cadáver a sus alumnos, los mismos que hoy, 2 de noviembre, les agradecen por todo lo que pueden aprender.