Dr. Sergio Balarezo Saldaña

“El Perú necesita mujeres y hombres de una pieza”

La ceremonia de Apertura del Año Académico en Piura reunió a la comunidad universitaria y amigos de la Universidad de Piura. Fueron 160 los egresados que recibieron el título y 28 el grado de magíster.

“Ustedes, queridos egresados, se convierten en nuestra punta de lanza, en nuestros mejores embajadores, en el orgullo bueno que todo padre tiene cuando ve triunfar a sus hijos”, dijo el rector, Dr. Sergio Balarezo a  a los 160 titulados, 28 magísteres y a los dos doctores, en la ceremonia de Apertura Oficial del Año Académico 2018, celebrada hoy en el Campus Piura de la UDEP.

El Rector recordó a los graduados y titulados, la importancia de ser coherentes en el mundo profesional y en su vida diaria.“No ignoramos que el camino que tienen por delante quizá no sea fácil, e incluso quizá haya que rectificar muchas veces, pero confiamos en ustedes, en su calidad profesional y humana”, dijo el rector en su mensaje.

Agregó que “no somos perfectos: lo sabemos; nadie lo es. Pero, también somos conscientes de que en la Universidad de Piura reciben algo más que un diploma, y que nos representarán del mejor modo en el amplio mundo profesional que tienen por delante encarnando una palabra: coherencia. El Perú necesita mujeres y hombres de una pieza”.

Una labor de biología no de arqueología
La reflexión del rector se centró también en la identidad de la Universidad, que no es una labor de biología sino de arqueología; con once siglos de protagonismo está abierta a los cambios y –como lo demuestra la historia– tiene los recursos suficientes para hacer frente a revoluciones, crisis económicas y culturales, guerras, dictaduras, ideologías de todo género y todo tipo de amenazas humanas.

Al referirse a esta institución, el Rector destacó la labor del profesor universitario. Señaló que la vivifica con su ejemplo, con su docencia, con su investigación, con su compromiso con el ideario y con un espíritu magnánimo que lo lleva a trabajar con sus colegas y alumnos en un ambiente de interdisciplinariedad.

Pidió a los egresados que apliquen las enseñanzas de sus docentes: exploradores y defensores de la verdad, solidarios cuando enseñan (con sus acciones y su ejemplo), humildes cuando deban escuchar y aprender; sabios y siempre inconformes con lo que saben; fuertes y capaces de enfrentar las modas ideológicas con la razón, y soñadores para darse cuenta de que la felicidad se encuentra en el bien común y no en el bien individual.

Bodas de Oro
La ceremonia de titulación y entrega de grados fue motivo para que el Rector recordara a los asistentes que el próximo 2019, la Universidad de Piura cumple 50 años al servicio de la comunidad.

En su mensaje destacó la vocación de quienes iniciaron el proyecto y de quienes, desde su labor de docentes, administrativos, personal de servicio y estudiantes, la mantienen en la actualidad, con responsabilidad.

“Para que este proyecto, llamado Universidad de Piura, siga el camino trazado por las primeras generaciones de profesores que iniciaron esta aventura, hemos de mirar el futuro con mucha esperanza… “, precisó.

A la ceremonia asistieron autoridades representativas de Piura, como el gobernador de Piura, Reynaldo Hilbck; el prefecto Pedro Hernández, el alcalde de la provincia de Sechura, Armando Arévalo; Nelson Mío, Yener Córdova e Ismael Palacios, burgomaestres de las comunas distritales de La Matanza, Chalaco y Lalaquiz, respectivamente; entre otros; asimismo familiares y amigos de los graduados y titulados y profesores de la Universidad de Piura.