Exalcalde piurano y su familia donan importante colección cultural a la UDEP

Una colección de más de 150 bienes arqueológicos, entre ceramios y metales, de diversos desarrollos culturales, pertenecientes a la familia del exalcalde Eduardo Cáceres Chocano, fue donada a la Universidad de Piura.


En el acto de entrega, Eduardo Cáceres Chocano, su esposa Nelly y el rector de la Universidad de Piura, Sergio Balarezo, suscribieron un convenio (con intermediación notarial) para la conservación básica de los bienes donados y el aprovechamiento de los mismos en los trabajos de investigación que realicen estudiantes y profesores de esta casa de estudios.

El acto contó con la presencia de la profesora Cristina Vargas, docente del programa de Historia y Gestión Cultural de la Facultad de Humanidades, quien destacó el aporte señalando que luego de realizar el inventario respectivo se solicitará al Ministerio de Cultura el registro de estos bienes, pertenecientes al  Patrimonio Cultural de la Nación que –en este caso– son protegidos y cautelados por la Universidad de Piura como depositaria.


Entre los bienes arqueológicos se encuentran piezas que pertenecen a diversos desarrollos culturales como Vicús, Inca y Chimú, e incluso Chimú-Inca. Constituyen una colección particular que se ha ido gestando con el paso del tiempo, desconociéndose su procedencia (lugar/yacimiento). Aproximadamente, el 75% son originales (cerámica y metal principalmente). El resto, las réplicas, se han conservado con un fin didáctico: por ejemplo, para diferenciar originales de réplicas en cuanto a la técnica.

Tanto para el traslado de la donación como para la conservación básica se contó con el apoyo de la arqueóloga Rosa María Valverde y de tres alumnas de Historia y Gestión Cultural de la UDEP quienes se encargaron del realizar una conservación básica de los bienes indicados. Algunas piezas han sido lavadas, otras consolidadas y, luego, adecuadamente almacenadas.

El rector Balarezo, al agradecer esta donación, señaló que la Universidad de Piura ha asumido un serio compromiso con la cultura regional y nacional, por lo cual “es un honor y un reconocimiento de nuestra labor, haber sido elegidos como depositarios de tan valioso patrimonio que será aprovechado tanto por los estudiantes como por los investigadores de nuestra ancestral cultura”.