Directora de Consultorio Jurídico

“Hay intención de proteger al niño, a la mujer y al anciano, pero falta comunicación entre los operadores jurídicos”

El Consultorio Jurídico Los Algarrobos, de la Facultad de Derecho, cerró el primer semestre con 358 atenciones. La abogada Ivet Echevarría reflexiona sobre la situación del sector justicia desde la experiencia del centro.

A junio de 2018, el 75% de las 358 atenciones corresponden a procesos de alimentos. El  25% restante se divide entre los procesos de tenencia, filiación, omisiones a la asistencia familiar (que derivan de los procesos de alimentos) y casos de violencia.

Aunque la circunscripción es pequeña, para Ivet Echevarría, directora del Consultorio Jurídico Los Algarrobos,  la labor que realiza se realiza en el sector Los Algarrobos de Piura es importante y es un reto porque, por el nivel socieconómico y las relaciones interpersonales de la zona, el índice de falta de compromiso de los padres es elevado . “Esto deriva en casos que requieren atención ya que, en concreto, los varones no prestan el apoyo moral a sus hijos ni cumplen con sus deberes alimentarios. Más bien, exigirles suele generar estallidos de agresividad”, dice.

Interacción institucional
Este Consultorio, atendido por profesionales de la Facultad de Derecho de la UDEP, tiene como objetivo facilitar el acceso a la justicia, a través de la protección del menor, la mujer y la persona de la tercera edad. Por su labor, interactúa de forma permanente con la Fiscalía y el Poder Judicial. Sin embargo, aunque es una política de Estado unir esfuerzos por estas poblaciones, aún hay mucho por hacer, considera Echevarría.

“Por ejemplo, en el caso del Poder Judicial, aunque hay sobrecarga en temas de alimento, quien trabaja para el Estado debe entender que es un funcionario que sirve, y que, en el proceso de alimentos, los menores son los afectados. A veces, al ver tanto papel podemos deshumanizarnos, pero hay que sensibilizar al trabajador para que entienda que los casos no son hojas sino niños que necesitan ayuda para que sus padres se hagan responsables”.

Para la directora del Consultorio, todos los operadores jurídicos tienen la intención de trabajar por esta política de estado. “Desde el ámbito de la defensa a las víctimas hay un interés, pero falta comunicación entre los operadores jurídicos”. Si uno va a la Defensoría del Pueblo, esta institución te acoge, pero cuando va a la Fiscalía o al Poder Judicial, a pesar de ser organismos estatales, se encuentran barreras en estas entidades”, refiere.

Armonía
La abogada explica que, aunque haya dificultades, es necesario que quienes se han decidido por la profesión del Derecho contribuyan a mirar a la persona pues “buscamos la armonía y la paz social y tiene que ser en un marco de justicia”.

Echevarría señala que el abogado de la víctima tiene que protegerla sin pretender una justicia vengativa sino reparadora, y el defensor público, abogado de denunciados que no tienen recursos para acceder a una defensa privada, debe tener claro que defienden la justicia para hacerle entender a su patrocinado la responsabilidad e incumplimiento a la norma.

Debe saber

  • El Consultorio Jurídico funciona desde el año 1994.
  • Su ámbito de acción es el asentamiento Los Algarrobos.
  • No solo atiende procesos de tenencia, filiación u omisiones a la asistencia familiar.
  • Desde hace 3 años busca justicia para un señor que hoy, con 73 años, busca acceder a Pensión 65.