La ortografía en las redes

Kira Morales: “Se está creando una brecha que, además de social, es también lingüística”

Profesores de las facultades de Comunicación y Humanidades de la Universidad de Piura participaron en el conversatorio “Ortografía en las redes sociales”, realizado en el marco de la Semana Cultural.

En el conversatorio, organizado por la Facultad de Humanidades de la Universidad de Piura, los ponentes abordaron aspectos relevantes de la ortografía en las redes sociales. La profesora Paola Celi (Humanidades) se refirió a la libertad de la ortografía en estos medios; la magíster Kira Morales (Humanidades) expuso la “Ortografía y convención”, mientras que la profesora Susana Terrones (Comunicación) concluyó la jornada desarrollando el tema “Los medios de comunicación y su influencia en la ortografía”.

“Los jóvenes sienten una especie de libertad para prescindir de las reglas ortográficas como en el caso de los acortamientos”, indicó la licenciada Celi, quien remarcó la influencia que tiene la edad de los usuarios en el uso correcto de la ortografía. En los jóvenes, por ejemplo, casos como el “tqm” que acorta la frase “te quiero mucho”, se empieza a deformar y ya no se respeta siquiera la primera letra de la palabra y termina por convertirse en “tkm”, perdiendo el sentido de la frase original, refirió

Asimismo, recomendó crear un hábito de escritura correcta y poner en práctica la ortografía en cada palabra redactada, así sea en un entorno informal como lo suelen ser las redes o los servicios de mensajería.

Por su parte, la profesora Kira Morales señaló que si bien la tecnología nos empuja cada vez más a lo inmediato y a buscar la rapidez, lo cual puede traducirse en el acortamiento de palabras antes mencionadas, es un cambio que no está dado por la tecnología en sí, sino por los hablantes; es decir, que es el usuario quien decide escribir o no de tal o cual forma. Advirtió que el mal uso del lenguaje en las redes está creando una brecha que, además de social, es también lingüística.

En el campo de los medios de comunicación, se reconoció que la limitación en el número de caracteres máximo juega un rol fundamental a la hora de redactar para las plataformas digitales. Sin embargo, la doctora Susana Terrones pidió no quedarse solo en el error y recomendó ir más allá y corregir a los medios que cometan faltas ortográficas. Comentó que es frecuente hallar errores tan graves como “a” en vez de “ha”, hasta algunos más comunes en este entorno, como olvidar el punto final. “Nos debemos detener a leer bien lo que nos viene por las redes sociales, sobre todo, de los medios de comunicación, para aportar no solo en contenido sino también en forma”, concluyó.