Especialista del BID, Mosi Mosquera

“Las emprendedoras peruanas están formando importantes redes de contacto” 

Mosi Mosquera comentó sobre el panorama de emprendimiento femenino en el Perú y brindó algunos consejos a las interesadas en formar parte de este ecosistema.

En el escenario actual, donde el empoderamiento de la mujer continúa desarrollándose, ya no es extraño ver con mayor frecuencia a mujeres emprendedoras. Según el estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM), América Latina y el Caribe tienen las mayores tasas promedio de mujeres emprendedoras en etapa inicial y, además, muestran el nivel más alto de paridad de género en esta etapa, con diecisiete mujeres emprendedoras por cada veinte hombres.

Mosi Mosquera, especialista senior del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), visitó Hub UDEP, la incubadora de emprendimientos de la Universidad de Piura, y se reunió con los once equipos asesorados por el centro (seis de los cuales son liderados por mujeres). Desde su experiencia liderando iniciativas de emprendimiento, innovación y empoderamiento económico de las mujeres, Mosi comentó sobre el panorama de emprendimiento femenino en el Perú y brindó algunos consejos a las interesadas en formar parte de este ecosistema.

¿Cómo describiría el entorno del emprendimiento femenino en Latinoamérica y en el Perú?

Definitivamente, tenemos que seguir trabajando para promover el emprendimiento femenino. Todavía estamos un poco rezagadas en la incorporación de mujeres en este ecosistema. Sin embargo, creo que en los últimos dos años, en el Perú y en Latinoamérica en general, ha crecido muchísimo. Considero que el principal espacio donde tenemos que apoyar más a las mujeres es en incorporar la tecnología en sus emprendimientos para que puedan crecer.

¿En qué sectores productivos hay más mujeres emprendedoras?

Desde nuestra experiencia en el BID, a través de nuestros programas de apoyo al emprendimiento, hemos visto que normalmente el emprendimiento femenino se encuentra en sectores tradicionales, como alimentos y textiles, más que en lo relacionado al emprendimiento de alto impacto o startups. La idea es justamente promover la participación de las mujeres en sectores donde se tiene una mayor rentabilidad y existe un mayor potencial de escalabilidad de los proyectos, gracias a la incorporación de tecnología.

Actualmente, ¿a qué tipo de limitaciones se enfrenta una emprendedora peruana?

El otro día escuchaba en un meet up femenino que un grupo de mujeres comentaba que sí se sentían limitadas por los entornos, porque en muchos casos se trataba del 98% de hombres y 2% de mujeres. Sin embargo, otras mujeres decían que nunca se sintieron así porque para ellas no existía diferencia alguna. Ellas entraban con toda la confianza que tenían y participaban en estos espacios aunque los hombres fueran mayoría. Entonces, creo que la principal limitante está en nosotras mismas. Debemos creer que podemos lograr todo lo que queramos hacer y entrar en todos los espacios y sectores a los que apuntamos.

¿Qué características completan el perfil de una emprendedora peruana?

Las mujeres peruanas que he conocido en el ecosistema de emprendimiento, suelen ser atrevidas, fuertes, aguerridas, saben que pueden lograr lo que se han propuesto y que tienen los recursos para hacerlo. Mientras más jóvenes son, me parecen más capaces de entrar a sectores donde antes no estaban y de acceder a redes de contacto donde antes no hubieran podido acceder.

¿Podría mencionar algunos ejemplos de emprendimiento exitosos de mujeres?

Los más conocidos son Urbaner, con Ivonne Quiñones; Culqui, con Amparo Nalvarte y Joinnus, con Carolina Botto. Estas son estandartes de las startups, pero hay muchas más mujeres trabajando en el sector y, si se incorporan conceptos de escalabilidad, crecerán mucho más sus negocios.

Dentro del BID, ¿qué acciones se están realizando para eliminar esta brecha de género en el entorno emprendedor?

Nosotros tenemos varios proyectos, que financiamos en el Perú y América Latina, que están orientados a promover el ecosistema de emprendimiento en términos generales. Uno de estos es con Hub UDEP y Telefónica Open Future. Tenemos otro con Cofide y con UTEC, siempre en  coordinación con Produce y una serie de proyectos orientados a promover el ecosistema de emprendimiento y dentro de estos siempre tratamos de calar el tema de seguir presionando y promoviendo para que haya más mujeres en el ecosistema.

De los 11 proyectos que incuba Hub UDEP, seis son liderados por mujeres…

Me parece excelente que la mitad de los proyectos sean liderados por mujeres, así se promueve de manera transversal la participación femenina. Nosotros, dentro del ecosistema, somos también un partner activo para promover el emprendimiento femenino. Generamos meet ups para resaltar las experiencias femeninas, por ejemplo. Otra de las cosas que vale la pena mencionar es que tenemos la plataforma WeXchange, liderada por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), que ha funcionado años anteriores en Buenos Aires, Miami, Santiago de Chile y que estamos trayendo al Perú en setiembre de este año.

La idea es tener uno o dos días de pura capacitación, mentorías y de pitchin competition para las emprendedoras. El evento convoca alrededor de 500 personas entre emprendedoras, inversionistas y otros actores del ecosistema. WeXchange es, definitivamente, una de las plataformas más grandes de apoyo y promoción al emprendimiento femenino que hay en la región.

¿Qué consejos daría a las mujeres que estén iniciando en el mundo del emprendimiento?

Primero, les diría que si tienen una idea, comiencen a ejecutarla. Empiecen a hacer lo que tienen que hacer. Segundo, concéntrense en la propuesta de valor. Si esta genera un verdadero aporte, el financiamiento vendrá solo. Tercero, busquen la diversidad en los equipos. Un equipo liderado solo por hombres o solo por mujeres, también se está perdiendo de tener el otro 50% de visión o de habilidades, en términos de diversidad; no solo en lo que respecta al género, sino también a las habilidades.

Sobre Mosi Mosquera

  • Especialista senior del BID
  • Tiene más de 18 años de experiencia en cooperaciones internacionales, en el sector privado, entre otros.
  • Es experta en inclusión financiera y emprendimiento.
  • Lleva más de 12 años liderando iniciativas en relación a servicios financieros, emprendimiento, innovación y empoderamiento económico de las mujeres.