Decano de Derecho a la Promoción 2018

“No caigan en la desidia y nunca dejen de dar el máximo esfuerzo, recuerden que son abogados de esta Universidad”

En una íntima ceremonia, 38 egresados de la Facultad de Derecho de Campus Piura y 12 de Campus Lima se despidieron de las aulas ante la atenta mirada de familiares y amigos.

El decano de la Facultad de Derecho, doctor Ernesto Calderón, aprovechó el momento para dejarle a los nuevos abogados algunas reflexiones que les servirán en el camino profesional que acaban de empezar.

“Esperamos que su voz se escuche con fuerza dentro de la generación que está llamada a cambiar tantas cosas que son necesarias en nuestra sociedad y en el mundo”, expresó la autoridad académica.

También les recordó que egresan en el mejor momento de la Facultad de Derecho, desde su creación en 1990. Afirmó que, sin temor a equivocaciones, esta es hoy una de las mejores facultades de Derecho del país, “así que estarán en la mira de quienes serán sus futuros jefes y compañeros de trabajo”, les dijo.

El punto de partida
En representación de todos los recién egresados de Campus Piura, la alumna promocional, Ana Delgado se dirigió a sus compañeros y les deseó un bienaventurado futuro y crecimiento, no solo profesional, sino también personal, tal cual cita el lema de la Universidad: “Hoy no es el final de la carrera sino el punto de partida de nuestro camino profesional y personal”.

Asimismo, incentivó a sus futuros colegas a reforzar sus virtudes y a actuar según los principios adquiridos en su paso por la UDEP. “Seamos luz en medio de esta sociedad ensombrecida por tanta indiferencia, corrupción y conformismo. En nuestras manos está el cambio”, finalizó.

Por su parte, en Campus Lima, el graduado José Diego Fernández dedicó algunas palabras de agradecimiento a sus profesores y a cada uno de sus compañeros: “Al terminar el colegio ingresé a la carrera de Economía y luego de dos largos años de ver fórmulas matemáticas que no sé descifrar me di cuenta de que esa carrera no era lo que yo quería”.

“A comienzos del 2013, un martes a las 11 de la mañana, entré a mi primera clase de Derecho con el profesor Erick Urbina, y sentí que dejaba de ser el extraño de la clase. Pero ese estado de ánimo no fue enteramente un logro personal sino que tuvo como responsables a varias personas a quienes quiero agradecer hoy”, comentó.

Las sonrisas, recuerdos y nostalgia llenaron el auditorio al recordar los momentos vividos, tanto en las aulas como fuera de estas.

El doctor Calderón pidió a los recién egresados “que conserven siempre ese algo que los distingue por ser jóvenes: la ilusión”. Cerró su discurso deseándoles que, como juristas, puedan crear consciencia sobre la prevalencia de la Ley y la sensibilidad frente a los atropellos que contra ella se producen. “Disfruten este momento, su logro es el nuestro y el de sus familias. Nunca olviden a su Facultad y a dónde vayan siéntase orgullosos de pertenecer a ella”, concluyó.