NUEVOS TITULADOS Y MAGÍSTERES EN LA UDEP

“Ustedes también están llamados a ser exploradores y defensores de la verdad”

Con estas palabras, el rector de la UDEP despidió a los 42 egresados que se titularon y a 23 que recibieron el grado de magísteres. La Lección inaugural estuvo a cargo del doctor Antonio Mabres.

“Nos representarán del mejor modo, encarnando una palabra: coherencia”, dijo el rector, Sergio Balarezo Saldaña, a los flamantes graduados y titulados, en la ceremonia de Apertura Oficial del Año Académico celebrada hoy en Campus Lima.

Ya son casi 50 años de vida académica los que cumple la Universidad de Piura. Miles de alumnos han pasado por las aulas y, hoy, dejan en alto el nombre de la institución que buscó siempre ser una auténtica universidad, a través de la formación humanística y la propia de cada carrera.

El acto académico comenzó con la presentación, en video, de la memoria institucional 2017. Seguidamente, 42 egresados de las distintas facultades recibieron las insignias académicas que acreditan el título obtenido. Asimismo, 23 profesionales se graduaron en sus respectivas maestrías tras haber culminado sus estudios de posgrado.

Influjo de la UDEP en 49 años
La noche se tornó más emotiva cuando el doctor Antonio Mabres, vicerrector de Investigación de la UDEP, pronunció la Lección inaugural: “La influencia de la Universidad de Piura en su entorno. Una reflexión a puertas de los 50 años de la Universidad de Piura”.

En su discurso, recordó los inicios de la UDEP y se refirió a cómo ha venido cumpliendo su misión como institución. Además, hizo un recuento de la forma en que la Universidad ha aportado siempre a la sociedad a través de lo que le es propio, es decir, la búsqueda la verdad, la investigación y el principio de igualdad de oportunidades.

Doctor Antonio Mabres Torelló.

“Planteo una pregunta que mira al futuro: dentro de 50 años, cuando la Universidad de Piura celebre su primer centenario, ¿qué balance sacarán entonces quienes lleven las riendas de esta magnífica empresa humana? Con seguridad, enumerarán centenares de proyectos. Sus campus estarán más vivos. Su influencia habrá llegado a más rincones del mundo. Pero, sobre todo, estarán agradecidos porque los hombres y mujeres de la UDEP les habrán señalado un camino de fidelidad al espíritu fundacional que impregnó san Josemaría, cuando decidió que esta obra se levantara en medio de un desierto”, señaló.

Por su parte, el rector Sergio Balarezo, antes de declarar iniciado el Año Académico 2018, se dirigió a los graduados y titulados exhortándolos a ser solidarios, a dedicar su trabajo bien hecho a la sociedad y a tener la fortaleza y la capacidad para enfrentar las modas ideológicas. Los felicitó deseándoles éxitos en el nuevo reto que hoy emprenden.