¿Ya sabe qué hará con su gratificación de Fiestas Patrias?

El 14 vence el plazo para que los empleadores depositen la gratificación de Fiestas Patrias. ¿Sabe ya cómo la utilizará?, ¿en qué puede invertir o qué deudas debería pagar o amortizar primero?

Foto: Diario El Comercio.

La economista Brenda Silupú, directora del Centro de Asesoría Microempresarial y docente de la Universidad de Piura, da algunas pautas para optimizar el uso de la gratificación de Fiestas Patrias, la bonificación extraordinaria o algún otro ingreso extra que haya en el hogar.

En primer lugar, recomienda que si hay endeudamiento, los ingresos extra sean utilizados para amortizar parte de las deudas.

Si me queda un pequeño excedente de mi gratificación ordinaria de Fiestas Patrias, ¿qué debería hacer con él?
Con la gratificación o cualquier bonificación o ingreso extraordinarios podríamos hacer lo siguiente: primero, elaborar un plan de inversiones de acuerdo a nuestra realidad, por ejemplo: hacer una maestría o un estudio de especialización; o realizar un viaje, dar la cuota inicial para comprar un auto o comprar algún bien.

Para ello, debemos establecer prioridades en nuestro plan de inversiones, analizar los ingresos extras que tenemos y ver qué cuáles son nuestras alternativas de inversión para evaluar la mejor opción.

¿Qué más podríamos hacer con las gratificaciones?
También se puede analizar si conviene ahorrar en una cuenta en alguna caja municipal, una financiera  o en tu AFP, como fondo voluntario sin fin previsional, o participar en algún fondo mutuo de renta mixta. Así, se puede ahorrar por un corto periodo. Es importante plantearse las metas y objetivos que se desea alcanzar en el corto plazo y plantear una estrategia para lograrlos.

Si estamos endeudados, ¿qué conviene pagar o amortizar primero?
Lo recomendable es utilizar nuestros ingresos extras para amortizar las deudas, priorizando las que estén vencidas o morosas, pues el interés y los gastos de este tipo de deudas son más elevados. En segundo lugar, analicemos nuestras deudas por monto, cuotas por pagar y tasas de interés.

Es mejor cancelar aquellas por las cuales pagamos mayores tasas de interés, si ya nos falta pagar unas pocas, especialmente si son créditos de consumo. Si la deuda es un crédito de largo plazo, con una tasa de interés muy elevada, es mejor buscar otras condiciones a través de la compra de deuda.

¿Y, si solo tuviera deudas de largo plazo con intereses preferenciales?
En este caso, si los intereses son bajos y no afectan el presupuesto familiar mensual, es mejor continuar con la deuda (esto sucede, por ejemplo, con los créditos hipotecarios) y buscar una inversión rentable.

Para ello, primero elabore una lista de sus deudas a la fecha y evalúe cuál le conviene cancelar o amortizar. Después de eso, recién podrá  establecer si tiene ingresos extras para destinarlos al ahorro o a la inversión.

Si fuera el caso, ¿en qué se podría invertir y cuál es monto mínimo para hacerlo?
Existen diferentes tipos de inversiones. Si nos referimos a las monetarias, dirigidas a rentabilizar nuestro dinero, es conveniente buscar otras opciones a la del depósito tradicional, tales como los fondos mutuos de inversión de renta fija que están obteniendo tasas de interés mayores a un depósito. Tenga en cuenta que existe un periodo mínimo de permanencia exigida para estos fondos. Es recomendable informarse sobre las condiciones de cada uno.

También puede invertir en los fondos de su AFP: el fondo mixto, para realizar un aporte voluntario sin fin previsional.

Si se desea invertir en un negocio, le recomiendo armar primero un pequeño plan de negocio para aclarar bien las ideas y conocer si es rentable.  Hay otras alternativas de inversión, que son para fondos mayores o para quienes cuentan con recursos suficientes para financiarlas.