Artículo de opinión

A poco más de dos meses de gestión

Solo cuando haya un rumbo establecido, basado en una planificación estratégica para la ciudad y la región, será posible superar los problemas.

Va pasando el tiempo rápidamente. Estamos a más de 60 días de gestión de nuestras nuevas autoridades, locales y regionales, quienes a estas alturas ya deben saber bien cuál es la magnitud de los problemas existentes.

Pese a los esfuerzos e inversiones realizados, aún no se ve con claridad el rumbo que tomará la región para superar las dificultades. Por ejemplo, las lluvias están haciendo lo suyo y nuestro río, con su comportamiento predecible pero no atendible, también. Es claro que nos falta mucho de planificación para que las acciones sigan su curso, a pesar del cambio de autoridades.

Los problemas son los mismos, por tanto, nuestros planes de acción deberían continuarse, rectificando o mejorando en lo que haga falta. Solo cuando haya un rumbo establecido, basado en una planificación estratégica para la ciudad y la región, será posible superar los problemas.

No debe repetirse la historia de que cada nuevo gobierno plantee nuevos proyectos dejando de lado lo avanzado en la gestión anterior. Si no hay continuidad, vanos serán los esfuerzos realizados. Cuatro o cinco años pasan “volando”. Ojalá no lleguemos al 2021, año importante para nuestro país, con los mismos problemas. Este debiera ser el gran reto para nuestras nuevas autoridades.

Recordemos que el trabajo de planificación, local o regional, es esencial para que todos conozcamos el norte hacia el cual nos dirigimos, así como para poder controlar y supervisar los avances. Este es el fundamento de la planificación, parte elemental de todo proceso administrativo y de gestión.