Diez claves para tener una alimentación saludable en época de exámenes

Es época de exámenes parciales y los alumnos deben estar preparados, con una buena alimentación para su óptimo desempeño. Por eso, la nutricionista Milagros Merino brinda algunas recomendaciones al respecto.

La nutricionista Milagros Merino, del Policlínico de la Universidad de Piura, señala que la alimentación adecuada es especialmente importante en época de exámenes, porque ayuda a mantener todos los sentidos enfocados en la meta principal: rendirlos bien. Por ello, aconseja lo siguiente:

  • Tomar desayuno completo. Como este es la primera fuente de alimento en el día, constituye la base para el perfecto funcionamiento de tu organismo. Pero, ¿basta con tomar un café cargado y pan? No. Un desayuno saludable está compuesto de cereales naturales, fruta, de preferencia picada, lácteos y proteínas. De esta forma obtendrás los nutrientes que tu cuerpo necesita.
  • Mantenerse hidratado. Es recomendable tomar 8 vasos diarios de agua. Por el constante desgaste físico, tu cuerpo podría deshidratarse, y las consecuencias pueden llegar a ser graves para tu salud.
  • Consumir mucha fruta. Las más recomendables son los frutos rojos, como los arándanos, las moras o las fresas, que evitan el envejecimiento celular. También se recomienda consumir plátano, ya que es una gran fuente de potasio, que te ayudará principalmente en el desarrollo de tu concentración.
  • Evitar la comida chatarra. Es habitual que en las reuniones de estudio se consuma hamburguesas, pizzas u otro tipo de comida chatarra; sin embargo, esto es contraproducente para tu desempeño académico y físico, ya que disminuye el funcionamiento de la memoria y aumenta el cansancio. Además, genera sobrepeso. Una opción es reemplazar estas comidas por nutritivas ensaladas de frutas, acompañadas con yogurt y algarrobina.
  • Cuidado con las bebidas estimulantes. Las bebidas estimulantes suelen ser consumidas en épocas de exámenes y, aunque al inicio brindan una sensación de energía, su efectos son efímeros y, en un corto plazo, pueden aumentar los niveles de ansiedad, insomnio e irritabilidad. Lo ideal es respetar las horas de sueño y evitar las amanecidas, para no tener la necesidad de consumir bebidas energizantes y sobrexplotar el cuerpo.
  • Cinco comidas diarias, siempre. Si bien estamos acostumbrados a tener 3 comidas diarias (desayuno, almuerzo y cena), es recomendable consumir alimentos hasta 5 veces al día, agregando uno entre el desayuno y el almuerzo y otro entre el almuerzo y la cena. Con el fin de mantener nuestro cuerpo activo y en constante alimentación. Ten en cuenta que las porciones deben ser moderadas.
  • Respetar tus horarios alimenticios. No consumas alimentos a cualquier hora, y menos si estás en época de exámenes, ya que podrías desencadenar enfermedades como la gastritis.
  • Que los frutos secos nunca falten. Especialmente en las mañanas, entre el desayuno y el almuerzo, es importante que consumas frutos secos como las nueces o las pecanas ya que contienen Omega 3, que ayuda en el rendimiento de las neuronas.
  • Los alimentos verdes, tus mejores cómplices. Alimentos verdes como la palta o la lechuga son beneficiosos para tu organismo, porque contienen antioxidantes y vitamina K, la responsable de que tus huesos se mantengan fuertes y tus tejidos saludables.
  • No subestimes el poder de los cereales. El consumo de cereales naturales como la quinua, la avena o la maca pueden potenciar tu desempeño, debido a que contienen altos niveles de proteína. Es preferible consumirlas en el desayuno, por la energía que brindan para el resto del día, lleno de horas de estudio y exámenes.

Más recomendaciones: evita el consumo de alcohol y café, come pescado 3 o 4 veces por semana, de preferencia el de carne oscura; aumenta tu consumo de zanahoria y toma una cucharadita de aceite de oliva al día. Ten en cuenta que estos tips se reforzarán si los vuelves un hábito. Si solo los usas para épocas de exámenes, posiblemente no obtengas buenos resultados a largo plazo.