Seminario de Investigación

Docente analiza obra síntesis de la arquitectura moderna en Latinoamérica

El arquitecto Jorge Ocampo, docente de la Universidad de Piura, presentó su investigación “La casa sobre el arroyo”, en el seminario organizado por la Facultad de Ingeniería.

“La casa sobre arroyo” ubicada en Mar de Plata (Argentina) diseñada por el arquitecto argentino Amancio Williams, representa la obra síntesis del movimiento moderno en Latinoamérica, debido a la influencia de dos de las más representativas de la arquitectura moderna: La Villa Savoye de Le Corbusier y la Casa de la Cascada de Frank Lloyd Wright; y al influjo de obras como el Cenotafio a Newton de Luois Boullée, el Puente de Robert Maillart y el Ponte Vecchio en Florencia (Italia), explicó Jorge Ocampo.

Ocampo detalló que la obra de Amancio Williams, estructuralmente, utiliza como material imprescindible al hormigón visto y, funcionalmente, cuenta con un doble acceso lo que la hace más un puente que una vivienda. La obra posee dos plantas, una primera de accesos y servicios y una segunda dividida en una zona pública y privada.

La influencia de La Villa Savoye y la Casa de la Cascada

La Villa Savoye de Le Corbusier pertenece a la primera etapa de la arquitectura moderna que engloba el “Estilo internacional, el racionalismo y el funcionalismo”, y que se caracteriza por romper con la arquitectura clásica.

“La casa sobre el arroyo” adopta de esta primera etapa, con la Villa Savoye como principal referente, los cinco principios de la arquitectura moderna, sobre todo, el primero que se refiere a trabajar una planta libre. Amancio Williams libera la primera planta, pero con una estructura tridimensional netamente espacial a manera de una lámina curva. En la planta principal trabaja una serie de pilotes estilizados que están desplazados de la fachada para liberarla y generar una serie de ventanas alargadas; y el último principio que habla de una terraza ajardinada, pero que en este caso se convierte en una cubierta plana.

El arquitecto Ocampo explicó también, cómo “La casa sobre el arroyo” reconoce la funcionalidad y racionalidad de esta primera etapa, planteadas como espacios regulares y funcionales. La forma sigue a la función.

La casa de la cascada, del Arquitecto Frank Lloyd Wright, pertenece a una segunda etapa del movimiento moderno “Estilo orgánico”, llamado así por la distribución orgánica de expansión centrífuga de sus espacios y porque promueve la unión entre el habitad humano y el mundo natural como elemento esencial para recuperar el valor emocional de los edificios.

El arquitecto Ocampo explicó que, de esta segunda etapa, “La casa de la cascada” toma características como la integración de la obra con el paisaje ya que no lo anula sino lo complementa y porque “el arquitecto piensa para quien está diseñando esta vivienda (…) ya que va mucho más allá, porque función, forma y estructura son una sola”.