En Semana Dorada de Empresas

Dos empresarios transmitieron sus ideas de éxito y claves para alcanzarlo

Abel Álvarez Elías, gerente ejecutivo en la distribuidora comercial Álvarez Bohl S.R.L.; y Hugo Piñarreta, socio fundador de Agros, contaron sus experiencias para llegar a consolidar empresas líderes en el mercado regional.

En el marco de la Semana Dorada de Empresas, organizada por los alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Piura, se prepararon distintas charlas y eventos empresariales con la finalidad de que los estudiantes refuercen sus conocimientos a través de casos de éxito y puedan apreciar y vivenciar los emprendimientos y su proceso de maduración. En este contexto, Abel Álvarez Elías y Hugo Piñarreta explicaron a los estudiantes sus experiencias.

El grupo Álvarez Bohl S.R.L, empresa familiar, fundó en 1965 la Distribuidora Comercial Álvarez Bohl y, a partir de ese momento, tuvo que sobrepasar los problemas económicos que ocurrían en el país. Después, se fue expandiendo y, en 1987, fundó la empresa Punto Blanco S.A.C., dedicada a la producción química industrial y desarrollo de servicios logísticos en la región.
Ahora, ha desarrollado una nueva visión y cuenta con servicios propios de logística de transporte, desarrollo de proyectos agrícolas y servicios.


Álvarez Elías afirmó que la empresa figura entre los cuatro grupos de distribuidoras de productos masivos del país. Trabaja con 1100 colaboradores de manera directa y utiliza 20 000 metros cuadrados de área de almacenamiento. Además, tiene oficinas en Piura, Trujillo, Tumbes Chiclayo, Chimbote y Cajamarca; y para este año proyecta tener ventas de 500 millones de soles.

Pero, ¿cómo se ha logrado mantener la empresa en el tiempo? Álvarez aseguró que tuvo que aprender a diversificar ya que con una sola línea de negocio no se puede vivir. También, se debe establecer una economía de guerra que consista en reinvertir y ahorrar, si no, es difícil que la empresa se mantenga. Asimismo, el empresario opinó que se debe contar con un respaldo externo financiero conformado por los bancos, proveedores y clientes; y con una red de contactos que permita el desarrollo de la empresa.

En el Perú, el 80% de las empresas son familiares, el 40% sobreviven a la segunda generación y el 15% a la tercera. Por eso, Álvarez recalcó: “Siempre debe existir un equilibrio entre la empresa y la familia” porque muchas veces las empresas son exitosas pero la familia no; siempre se debe pensar en el bienestar de la familia para que esta no salga perjudicada.

Asesoría para agricultores
Hugo Piñarreta, socio fundador de Agros, plataforma que conecta asesores especializados con los agricultores, comentó que este producto nace de una necesidad en la agricultura ya que la capacitación técnica que se da al agricultor implica que el especialista viaje a campo a hacer una revisión de solo 5% o 10 % del campo porque no lo puede recorrer todo y, en base a esa revisión, hacer una recomendación.


Sin embargo, con su plataforma se digitaliza esta labor y se mejora la producción de los agricultores locales a través de un proceso simple, dinámico y productivo. Con su startup, él y sus socios han logrado crecer rápidamente a pesar de que recién tienen un año en el mercado.

Para Piñarreta, “el éxito es un momento y parte de un proceso”, pero lo que siempre están ahí son las fallas y se deben aprender de ellas. Recomendó a los estudiantes que eviten complicar las cosas y que es esencial que se enamoren del problema; más no de la solución. “Tener ideas es sencillo, pero ejecutarlas es difícil”. Finalmente, manifestó que se deben tener las cosas claras para disfrutar de Los éxitos y “nada de lo que hagas tiene valor si tiene como precio perder a tu familia”.