Día Mundial de Lucha contra el Asma

El asma: una enfermedad que se puede controlar

En este artículo, mencionamos diez datos que quizá no sabías sobre esta enfermedad que afecta a unos 235 millones de personas en el mundo.

Como se sabe, el primer martes de mayo de cada año, es el Día Mundial de Lucha contra el Asma; este año, el 7 es el día dedicado e este fin. El asma es una enfermedad crónica que constituye un problema de salud pública. Se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra.

Dedicarle un día a este mal, surge como iniciativa auspiciada por la “Global Initiative for Asthma” (GINA) con el objetivo de concientizar a la población sobre esta enfermedad, desarrollar una buena cooperación de los pacientes con sus médicos, identificar y reducir la exposición a factores de riesgo y tener nociones para actuar ante una crisis asmática.

A continuación, presentamos 10 datos que a lo mejor no sabías sobre el asma:

  1. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 235 millones de personas en el mundo sufren de asma bronquial.
  2. Es la enfermedad crónica más frecuente en los niños.
  3. Los síntomas son muy variables: tos, sibilancias que salen del pecho y sensación de falta de aire. A veces, sólo se da uno de ellos y pueden presentarse varias veces al día o a la semana.
  4. Es una enfermedad que se sufre en todos los países, independientemente de su grado de desarrollo.
  5. El asma es una de las principales enfermedades no transmisibles.
  6. Puede desencadenarse por causas diversas: alergias producidas por ácaros, pólenes, hongos, pelos de animales; por los virus respiratorios; el ejercicio; el humo del tabaco o por la contaminación.
  7. Hay dos tipos de medicamentos para combatir el asma: los broncodilatadores, que ayudan a aliviar los síntomas cuando aparecen; y los antiinflamatorios, que se usan para mantener controlada la enfermedad.
  8. Usar bien los inhaladores, que son dispositivos que ayudan a introducir la medicación en las vías respiratorias mientras el paciente respira, es un factor determinante para el éxito del tratamiento.
  9. Las instituciones educativas deben prepararse para ofrecer un entorno seguro para un niño que padece de asma, capacitando a los profesores en la actuación ante una crisis o síntomas que puedan aparecer con el ejercicio o en el aula.
  10. El asma representa una importante carga para los pacientes y sus familias; sin embargo, con el diagnóstico y tratamiento adecuados, los pacientes pueden hacer una vida normal e incluso practicar el deporte que les guste.