ARTÍCULO DE OPINIÓN

El historial crediticio

Acumular información en el historial crediticio te servirá, ante las instituciones financieras, para demostrar que tienes capacidad y voluntad de pago.

Los mayores de 18 años debemos tener un historial crediticio para acceder a un financiamiento en las instituciones financieras. En el historial crediticio se registran las líneas de financiamiento que tiene una persona y su estado actual. El historial será bueno si cumple con el pago de la deuda (en muchos puestos de trabajo, esto es requisito para ser contratados). Hace falta revisar periódicamente el reporte de nuestras deudas, en www.sbs.gob.pe.

Si aún no has accedido a un préstamo, es tiempo de empezar a elaborar tu historial crediticio de la siguiente manera: en primer lugar, solicita una tarjeta de crédito, de preferencia donde tienes tus depósitos de ahorro; evalúa siempre las condiciones que te ofrecen y ten en cuenta las fechas de cierre de facturación y de pago.

Utiliza esta tarjeta para pagar algunos consumos, así se registra el movimiento de tu dinero. Planifica el pago de tu deuda, aprovechando el sistema directo o el pago a una cuota, para evitar elevados intereses. Luego, evalúa solicitar un préstamo por un monto pequeño a un periodo menor de un año y cumple cancelándolo puntualmente. De esta manera, acumulas información en tu historial crediticio. Esta te servirá, ante las instituciones financieras, para demostrar que tienes capacidad y voluntad de pago.

Tu historial se perjudica si tienes préstamos vencidos, que no has cancelado. Es conveniente que trates de buscar otras fuentes de financiamiento para pagar la deuda. Ten en cuenta que debes evaluar las condiciones del endeudamiento y, si consideras que no podrás cumplir con el pago de la cuota, analiza vender la deuda a una institución que te dé mayores plazos de pago. De ti depende tomar buenas decisiones financieras; para ello, debes estar informado.