Despedida del año 50

Gratitud y alegría mostraron los trabajadores de la UDEP en celebración navideña

La celebración por Navidad y el cierre del 2019 fue una buena ocasión para reconocer la labor de los trabajadores y su contribución a los logros de la UDEP en sus primeros 50 años.

En medio de un alegre y familiar ambiente de fiesta por la proximidad de la Navidad y despedida del año 2019, el año de las Bodas de Oro de la Universidad de Piura, y más de 700 trabajadores de los campus Piura y Lima, culminaron las actividades del 2019.

Una Misa de Acción de Gracias y una cena, en la que los colaboradores de Campus Piura demostraron sus dotes artísticas y su creatividad, pusieron fin a las actividades internas del año 50.

En Campus Lima, el evento fue en la Casona Pardo. Docentes, administrativos y el personal de servicios operativos vivieron momentos especiales y de camaradería, en los que también reflexionaron sobre los logros alcanzados durante el año, un año histórico para nuestra casa de estudios.

Vivir el espíritu de familia
En la misa celebrada en la Ermita de Campus Piura, el capellán mayor, P. Ricardo González, hizo un llamado a todos a no perder el espíritu de familia “Pidamos a Dios que sepamos transmitir este espíritu a los siguientes, y que siga siendo como un sello distintivo”, dijo.

Más adelante expresó: “Pidamos a Dios, ante la mirada de Jesús, María y José, que aprendemos a vivir pensando en los demás, poniéndonos en el lugar de los otros. Y esto lo podemos hacer todos: cada uno, desde el lugar que ocupa dentro de la universidad, puede atender bien lo suyo y, a la vez, estar pendiente, comprender, servir, estar disponible y saber escuchar”, acotó.

Un recuerdo agradecido
En la reunión con todos, el rector, doctor Antonio Abruña, dijo: “Hemos tenido el placer de recordar durante este año y agradecer a los que comenzaron, empezando por San Josemaría, quien difundió el espíritu que anima la universidad, el cual, de alguna manera, todos vivimos. Hemos agradecido también a los primeros, por su visión y su generosidad; por su trabajo y entusiasmo que nos han transmitido y dejado como instrumento muy bonito, para hacer el bien”.

Asimismo, hizo un llamado a todos a seguir el consejo de San Josemaría de ser sembradores de paz y de alegría: “En nuestra vida diaria, en nuestro trabajo y donde estemos, vayamos del brazo juntos; también con los que no piensan como nosotros. En estas fiestas tan entrañables, tan familiares, en nuestras casas y con los que tenemos cerca, seamos sembradores de paz y de  alegría. Hagamos que todos los que nos rodean disfruten de la fiesta navideña siguiendo el ejemplo de la sagrada familia”.

Finalmente, agradeció el trabajo bien hecho de todos y les deseó a una santa Navidad y venturoso 2020 en unión de sus seres queridos. “Tengan unas gratas vacaciones que llenen de motivación a toda la familia universitaria”.

Villancico, teatro y más
Más de 130 trabajadores (docentes, administrativos y personal de servicios operativos) de las diferentes áreas, integrados en 6 grupos, demostraron su alegría por la proximidad de las fiestas navideñas con cánticos, bailes, representaciones teatrales y otras expresiones musicales alusivas a la Navidad. En cada intermedio, el sorteo de regalos redondeó la celebración.

Mira todas las fotos aquí.

Una reunión especial
“Ustedes constituyen una parte importante en los logros obtenidos en sus primeros 50 años. Estamos muy agradecidos por el esfuerzo y trabajo que realizan desde el puesto que cada uno ocupa”, dijo el rector, en el acto de entrega de regalos al personal de servicios operativos.

Aprovechó esta ocasión de confraternidad para desear: “Que las ilusiones de hacer mejor las cosas sigan acompañándonos el 2020”. Acto seguido, entregó a cada trabajador una canasta navideña. Luego, se rifaron dos bicicletas.