Artículo de opinión

20 de octubre: Día Mundial de la Osteoporosis

El 20 de octubre de 1996, la Sociedad Nacional de Osteoporosis de Gran Bretaña lanzó una campaña destinada a prevenir la enfermedad y a concientizar a la población sobre su diagnóstico y tratamiento.

La osteoporosis (OP) se define como una enfermedad generalizada del sistema esquelético caracterizada por la pérdida de masa ósea y por el deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, que compromete la resistencia ósea y que condiciona como consecuencia una mayor fragilidad ósea y una mayor susceptibilidad a las fracturas.

Foto de Ivan Samkov en Pexels

Normalmente la osteoporosis no produce síntomas, por lo que puede pasar desapercibida muchos años. Sin embargo, al producirse gran fragilidad en los huesos, aparecen con gran frecuencia fracturas óseas, que son las que condicionan los síntomas.

Las fracturas más frecuentes en la osteoporosis de la mujer postmenopáusica son las fracturas vertebrales, que producen dolores muy agudos en la espalda y condicionan la aparición progresiva de deformidades de la misma, fundamentalmente la disminución progresiva de la talla por aplastamientos vertebrales. Este dolor puede dar paso a uno más continuo, producido por microfracturas, y que muchas veces es el síntoma que lleva al diagnóstico.

La osteoporosis del anciano produce típicamente fracturas en los huesos largos, sobre todo en la muñeca, y más aún en el fémur, siendo la responsable de las típicas fracturas de cadera de las personas mayores.

Aquí algunas recomendaciones para los pacientes con osteoporosis:

  • Llevar una dieta adecuada en calcio y vitamina D. El calcio necesario es el equivalente a algo más de un litro de leche al día. Se puede cambiar parte de esta por otros lácteos, como yogures, batidos, natillas, helados, quesos etc. Todos ellos pueden ser desnatados para evitar la hipercolesterolemia. Los frutos secos, las verduras y los pescados también son ricos en calcio.
  • Tomar el sol en partes descubiertas del cuerpo con moderación, durante 20 minutos al día aproximadamente. Evitar las horas centrales del día, sobre todo en verano.
  • Evitar el sedentarismo. Practicar regularmente ejercicio físico adaptado a su edad, como caminar más de media hora al día, natación, baile, bicicleta etc.
  • Abstenerse del hábito de fumar y evitar el consumo de alcohol.
  • No abandonar la medicación para la osteoporosis que le haya indicado su médico.

Para evitar las fracturas:

  • Analizar todos aquellos obstáculos y situaciones que provocan riesgo de caerse en la casa, como, macetas, alfombras, cables, mascotas etc. En esa línea, se sugiere mantener una buena iluminación en toda la casa.
  • Tener precaución con las aceras en mal estado y los desniveles en la calzada.
  • Realizarse periódicamente la medición de la agudeza visual.
  • Utilizar zapatos con suela antideslizante.
  • Tener precaución con el uso de medicamentos que puedan provocar somnolencia.
  • Utilizar bastón o muleta si presenta inestabilidad para la marcha.
  • No sobrecargar la columna. Evitar pesos, giros y movimientos bruscos. Mantener la espalda erguida en los asientos.