ARTÍCULO DE OPINIÓN

Ahorro es progreso

Es imprescindible establecer una disciplina de gasto en nuestra casa priorizando lo urgente. También, claro está, podemos darnos algún gusto, pero es recomendable hacerlo en menores proporciones de lo que hemos estado acostumbrados.

Muchas veces hemos escuchado la frase “ahorro es progreso” y recién cuando apareció el COVID-19 nos dimos cuenta de su importancia. Cierto es que muchas veces no se puede ahorrar porque los ingresos alcanzan solo para cubrir las necesidades básicas. Pero, también es cierto que cuando tenemos un ingreso extra lo tomamos como si “fuera de nuestro presupuesto” y lo destinamos a algún gasto de consumo (pollo a la brasa, chifa o ceviche). Eso está bien; pero, sería bueno, también, destinar una parte de esos excedentes al ahorro, de modo que nos permita cubrir eventualidades relacionadas con la salud, la educación u otros.

Desde esta semana, se ha iniciado una nueva fase para la reactivación económica. Muchos negocios han reiniciado sus actividades, entre los cuales están los de comida. Y eso es bueno, porque permitirá a sus propietarios y empleados retomar sus fuentes de ingreso. Igual pasa con otro tipo de negocios.

Hemos estado confinados un número importante de días y eso, seguramente, ha causado estrés en las personas. Alguien, en su muro de Facebook publicó hace unos días “por fin, libre”.

Pero hay que tomar con calma esta nueva etapa, porque el virus no se ha ido y, más bien, estará mucho tiempo con nosotros. No sabemos, por tanto, la velocidad a la que se recuperará la economía.

Por ello es imprescindible establecer una disciplina de gasto en nuestra casa priorizando lo urgente. También, claro está, podemos darnos de vez en cuando algún gusto, pero es recomendable hacerlo en menores proporciones de lo que hemos estado acostumbrados, de modo que podamos reservar alguna cantidad para ahorrarla.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son de responsabilidad del autor.