Artículo de opinión

Ahorro vs. inversión

Si ahorro, gano poca rentabilidad, pero corro poco o ningún riesgo. Si invierto, gano mayor rentabilidad, pero corro un riesgo mayor.

¿Es lo mismo ahorrar e invertir? No, no es lo mismo. Se define el ahorro como “guardar dinero como previsión para necesidades futuras”. Cuando se ahorra en una institución financiera (IFI), se deja una cierta cantidad de dinero por un plazo determinado. En contraprestación, la IFI se compromete a pagar una determinada tasa de interés (Tasa efectiva anual – TEA). Cuanto mayor sea la cantidad depositada y/o cuanto mayor sea el plazo, mayor será la tasa de interés ofrecida.

El pago de los intereses y la devolución de una parte o de todo el capital, inicialmente depositado, no depende de lo bien o mal que le haya ido a la institución financiera. Además, en el Perú, la captación de depósitos (ahorros, plazo, vista) es una actividad regulada y supervisada por la SBS y está protegida por el Fondo de Seguro de Depósitos – FSD que, para el trimestre marzo/mayo del 2020 cubre hasta 100 123 soles.

Invertir, en cambio, es utilizar adecuadamente un conjunto de recursos (dinero, bienes/productos o servicios), con el objetivo de alcanzar un beneficio económico (rentabilidad). El riesgo es parte inherente de cualquier inversión.

Existe una relación directamente proporcional entre la rentabilidad esperada y el riesgo que debe asumirse. A mayor rentabilidad esperada, debe asumirse un mayor riesgo. Debe considerarse, además, que muchas personas que no tienen experiencia en inversiones, dicho de otra forma, no saben en qué invertir. Y ahí empiezan los problemas.

En resumen: Si ahorro, gano poca rentabilidad, pero corro poco o ningún riesgo. Si invierto, gano mayor rentabilidad, pero corro un riesgo mayor.

(Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son de responsabilidad del autor).