ARTÍCULO DE OPINIÓN

Cuarentena: consejos para no perder la paciencia con los hijos

Tomarnos un momento para realizar diversas actividades puede ayudarnos a no caer en la 'desesperación'.

La extendida cuarentena obligatoria decretada por el presidente de la República, Martín Vizcarra, para frenar los contagios de coronavirus en el país puede ser algo estresante para los pequeños y adultos de casa.

Y es que al igual que un canario en una jaula, los niños pueden sentirse tensionados y ser los primeros en responder negativamente a cualquier estímulo y de esta manera generar un mayor estrés a las madres, quienes deben lidiar con el trabajo en casa y otros roles del hogar al mismo tiempo.

Lucero Ugaz Santivañez, docente de la Facultad de Ciencias de la Educación y especialista en formación inicial de la Universidad de Piura, menciona que los adultos deben emplear ciertas actividades diarias en casa para no caer en la ‘locura’.

Para que los padres de familia no caigan en un cuadro de estrés, deben turnarse los roles de crianza y del hogar, porque es necesario que tanto papá como mamá tengan un tiempo a solas: para pensar, para dormir o escuchar música.

¿Cómo evito perder la paciencia con mis hijos en tiempos de cuarentena?

Escuchar música: Sentarnos a escuchar música a solas puede relajarnos. Ahora, si nuestros músculos necesitar liberar energía, bailar ayudaría mucho.

Cuidar de nosotros: La especialista asegura que el cuidado personal es una forma de demostrarnos amor y dedicación. Valorar nuestra imagen personal, la cual no debemos descuidar por estar en casa.

Karaoke: Tanto bailar como cantar nos ayudará a liberar nuestro estrés. Una actividad que también podemos hacer en familia.

Dormir: Una buena siesta siempre será satisfactoria para toda persona que se encuentra cansada y estresada.

Regar las plantas: Para las personas que aman la naturaleza, el regar y/o podar las plantas y hierbas es un relajo.

Leer: Algunas personas aman la lectura, ya sea alguna revista o libro de interés podrá ayudarnos a desestresarnos transportándonos al escenario descrito.