Artículo de opinión

¿Debemos usar mascarilla cuando practicamos deportes?

Es muy importante para nuestra salud practicar deporte y hacer ejercicios, como correr o caminar en ambientes externos. Sin embargo, no bajemos la guardia en la lucha contra el COVID-19, usemos la máscara de protección.

Esta pandemia generada por el COVID-19, además de las consecuencias sociales y económicas, también ha generado múltiples efectos en el bienestar integral de las personas. La necesidad de permanecer en nuestros hogares por más de tres meses ha traído consigo algunos defectos físicos y psicológicos, algunos de elevado riesgo si no se neutralizan. Por ejemplo, la disminución de la movilidad de las extremidades genera el deficiente riego sanguíneo de todos los tejidos. Por esta razón, es muy importante ejercitar los músculos regularmente, con ejercicios de brazos, piernas y abdominales.

Photo by Kate Trifo on Unsplash

Recientemente, el Ministerio de Salud emitió una directiva sanitaria que autoriza la realización de algunos deportes en espacios públicos, que incluye algunas prácticas individuales: correr, trotar o caminar en parques y otros espacios públicos. Al respecto, han surgido dudas, cuestionamientos y mucha preocupación sobre si es riesgoso o no realizar deportes con la mascarilla puesta, por el hipotético riesgo de disminución en la capacidad de oxigenar.

Lo primero que debe tenerse en consideración es la cantidad de gente alrededor de la persona que practica el ejercicio. Si se guarda una distancia de, por lo menos, dos metros con los demás, disminuye el riesgo. Si por efecto de la dinámica del ejercicio, nos cruzamos con personas o las tenemos cerca a menos de dicha de distancia, debemos obligatoriamente usar la máscara, siempre colocada correctamente.

Los deportes que implican movilizarse de un lugar a otro, como el trote, caminar o, ciclismo tienen poca exposición a contactos con partículas de virus, a diferencia de los deportes estáticos, como gimnasia, levantamiento de pesas o ejercicios estacionados en un lugar. Para esos casos es muy necesario el uso de la máscara y guardar la distancia social requerida. Por ejemplo, si el ejercicio es trotar o caminar, es recomendable mantener una distancia con los deportistas vecinos de, mínimo, cuatro metros y de hasta diez si es en bicicleta.

Algunas personas pueden estar temerosas de realizar sus ejercicios acostumbrados con la máscara puesta pues creerían que sufrirán de falta de oxígeno (hipoxia). Fundamentalmente si se tiene el cuidado de no acercarse a los otros deportistas, a la distancia menor que la señalada y no descuidar el ponerse la máscara cuando esta distancia se acorta, es muy difícil sufrir de síntomas relacionados con la falta de oxígeno. Es decir, cuando se está alejado de otras personas, puede levantarla y respirar libremente, siempre teniendo la precaución de ponerla nuevamente cuando esté cerca a otras personas.

Como todos sabemos, además del uso de la máscara, es vital la limpieza de manos con alcohol gel o con jabón al terminar el ejercicio y al regresar a casa. Es muy importante para nuestra salud practicar deporte y hacer ejercicios, como correr o caminar en ambientes externos. Sin embargo, no bajemos la guardia en la lucha contra el COVID-19, usemos la máscara de protección nasal y guardemos la distancia social indicada. Con pasos pequeños, pero importantísimos, lograremos vencer a esta terrible enfermedad.