JORGE TEJERO GREEN

Egresado de la UDEP es “edutuber” en el proyecto #YoEstudioEnCasa

Cursó sus estudios de pregrado en la Facultad de Ingeniería, donde lo recuerdan como un alumno destacado y siempre presto a ayudar. Actualmente, comparte sus conocimientos a través del nuevo proyecto educativo virtual de Falabella.

Siempre fue un apasionado por los números. “En el colegio me gustaba encerrarme con mis libros y explicar los ejercicios a mis amigos”, comenta Jorge Tejero, quien continúa con el mismo hábito, acentuado con el paso de los años.

El ahora ingeniero industrial, egresado de nuestra casa de estudios, trasladó su amor por las matemáticas hacia las plataformas digitales y creó el exitoso canal educativo MateMóvil, que está en YouTube, Facebook, Instagram y Twitter.

Gracias a la visibilidad que obtuvo con este proyecto, ahora es parte de un equipo de edutubers que participan generando contenido educativo para la plataforma “Yo estudio en Casa”, una iniciativa del grupo Falabella que brinda educación a distancia a los escolares del país, en tiempos de aislamiento social.

“El año pasado, YouTube realizó un evento para los principales anunciantes en Lima, en el que participaron muchas grandes empresas. Allí, coincidí con el equipo de Falabella, con los que notamos que tenemos muchos objetivos educativos en común. Eso me abrió las puertas para trabajar con ellos en esta iniciativa”, menciona Jorge, quien está a cargo de dictar las clases de álgebra, física, estadística y preparación para el examen de Beca 18 en la plataforma.

Sus inicios como ‘edutuber
A Jorge, la idea de subir contenido educativo a YouTube le nació en Lima. Llegó a la capital para cursar su Maestría en Administración de Empresas (MBA) y, por aquel entonces, anhelaba también conseguir un empleo como docente; desafortunadamente, habían transcurrido cuatro años sin que laborara como profesor y encontrar una oportunidad así fue difícil.

Sin embargo, su vocación por la enseñanza y su interés por las plataformas digitales le abrieron otro camino: dictar clases por internet.

“Compré una pizarra pequeña, un celular y un micrófono. Grabé dos clases que ya me sabía de memoria y las subí.  El primer mes con YouTube trabajé durísimo, como nunca en mi vida y gané $1 dólar. El segundo mes me fue bastante mejor, pues logré triplicar mis ingresos. Aun así, trabajar todo un mes para ganar $3 dólares es frustrante. Pero me gustaba tanto mi trabajo, que decidí continuar”, nos cuenta.

El tiempo premia al que persevera y con constancia las cosas mejoraron para Jorge, quien ahora nos confiesa que puede vivir de su canal en YouTube.

No le importa tener que invertir un mes de trabajo para producir 10 videos educativos de 20 minutos cada uno, su satisfacción al ver que sus seguidores agradecen sus clases, lo amerita.

Créditos: Ing. Eugenio Alvarado

“Aprecio que se queden mirando las clases a pesar de que nadie los obliga; que resuelvan las tareas y retos que coloco en los videos, a pesar de que no hay nota por eso; y que me apoyen en los diversos proyectos que van saliendo en el canal”, comenta.

Dice que solo enseña los cursos que le gustan y que su contenido está dirigido a adolescentes entre los 13 y 17 años de toda Hispanoamérica y España.

Sus recuerdos universitarios en la UDEP
Más allá de ser ahora un exitoso edutuber, Jorge es el profesional que refleja en su labor los valores inculcados por la Universidad de Piura; una labor dedicada al servicio de la sociedad, a través de su rol de educador y generador de contenido valioso.

De su paso por la UDEP recuerda cuánto le gustaba ir a la biblioteca. Comenta que valoraba la gran cantidad de libros que podía obtener allí, mientras la oferta de títulos en el resto de Piura no era muy atractiva.

No olvida tampoco sus días de trabajo en la oficina de cursos de extensión de la Facultad de Ingeniería, con los ingenieros Juan Ricardo Palma y Alberto Atoche. “Allí aprendí que, con perseverancia y honestidad, los emprendimientos pueden salir adelante”, comenta.

Cuando terminó sus estudios en Ingeniería, tuvo también la oportunidad de ser colaborador docente en la UDEP durante un ciclo, teniendo como guía en esta etapa al profesor Hugo Fiestas. Su labor en este periodo estuvo bajo la dirección de los ingenieros Susana Vegas y Martín Palma.

Respecto a su relación amical y profesional con Jorge, el docente Martín Palma guarda solo buenos recuerdos. “Jorge, a quien cariñosamente llamaban “Bob”, demostró siempre gran calidad académica en su paso por la UDEP, aunque su rasgo más saltante era su predisposición para apoyar a quienes lo solicitaran. Recuerdo que, cuando conversábamos luego de su egreso, me contaba lo feliz que lo hacían sus videos, a pesar de lo demandante que eran. Él ha demostrado no solo una gran capacidad intelectual, sino que su perseverancia, la voluntad de seguir sus sueños, y la decisión de hacer lo que le gusta, lo han llevado a donde está”, comenta el docente.

No obstante, Jorge considera que su paso por las aulas universitarias no es una historia cerrada; hace poco, dictó una clase en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales con el ingeniero Randy Fernández, y espera seguir colaborando con la enseñanza en su casa de estudios en próximas oportunidades.

Créditos: Ing. Eugenio Alvarado

Finalmente, a los jóvenes les deja un consejo: “No teman a las matemáticas, son bonitas y hay que verlas con cariño. Con un poco de paciencia, no hay curso que sea difícil; y, si un método de estudio no les funciona, prueben con otro, tarde o temprano acertarán”, indica.

Asimismo, anima a quienes tengan alguna habilidad que deseen mostrar, a grabar algo y subirlo a YouTube. “Todos tenemos algo por aprender y también algo por enseñar”, agrega.