ARTÍCULO DE OPINIÓN

El coronavirus y su impacto en la economía

Los efectos del Covid-19 en la economía han sido casi inmediatos. No cabe duda de que se vienen tiempos duros. Pero, ¿cuáles son las consecuencias más notorias y para quiénes?

Un asunto que preocupa a un grupo importante de personas es la caída de la rentabilidad de los fondos de las AFP. Estas entidades tienen invertidos los fondos de pensiones en instrumentos (de renta fija – depósitos a plazo y variable – bonos y acciones. NO están en cuentas de ahorro como, seguramente, piensa mucha gente que reclama “que le devuelvan su dinero ya mismo”.

En el supuesto de que se ordenara a las AFP devolver los fondos a los afiliados ¿qué creen que deberán hacer para tal fin? Pues sacar a la venta esos bonos y acciones. ¿Cuál es el problema? Justamente que, por la coyuntura económica mundial que sufrimos, si alguien estuviera dispuesto y en capacidad de comprarlos ¿a qué precio creen que lo haría? Sí, adivinaron, a un porcentaje muy por debajo del valor al que fueron comprados. Entonces, ¿quién sería el mayor perjudicado? Pues, el afiliado que recibiría un ínfimo porcentaje de su fondo.

¿Qué hay que hacer, entonces? Recordar que la inversión en valores es de largo plazo. No cambiarse de Fondo (Cero, 1, 2 o 3) porque sólo la permanencia en el actual (sobre todo en el 2 y 3) garantiza de alguna forma que se recobrarán los niveles de rentabilidad.

Los afiliados deben conocer cómo funciona la inversión bursátil pues la rentabilidad no depende del “saldo de los aportes” sino del valor que, en un determinado momento, tienen los valores comprados con los mismos. Asimismo, cuando todo esto pase, debería haber una reforma integral del sistema privado de pensiones.