ARTÍCULO DE OPINIÓN

El negocio bancario

¿Cómo funciona el sistema bancario? ¿En base a qué varían las tasas de interés impuestas? El docente Jorge Gallo nos brinda algunos alcances.

El sistema bancario de un país es tan importante para su economía, como para la economía de sus habitantes. Pero ¿en qué consiste el negocio bancario? Se trata de un conjunto de instituciones que captan depósitos del público, empresas e instituciones (ahorros, plazo, a la vista, otras) que tienen excedentes y por los que pagan una tasa de interés, salvo en los que son a la vista. Cuanto más volumen tengan dichos depósitos y más tiempo permanezcan depositados, mayor será la tasa de interés pagada.

Luego, ese dinero captado es prestado a quienes tienen déficit de liquidez en distintas modalidades: a) Préstamos personales (tarjetas de crédito, préstamos personales, automotrices, hipotecarios) b) Para negocios (mypes; pequeñas, medianas o grandes empresas y corporaciones) diferenciándose dentro de ellos los que financian necesidades de capital de trabajo o inversiones de mediano o largo plazo (compra de inmuebles, maquinaria, equipo, vehículos, otros).

La tasa de interés cobrada en cada préstamo estará en función de a) el tipo de préstamo y del tipo de cliente (negocio / formalidad). Cuanto mayor riesgo, mayor será la tasa de interés b) De los gastos operativos que tenga cada institución bancaria: por tanto, cuanto mayor sea el mismo, mayor la tasa de interés.

Imaginen ahora a un microempresario que es informal (no sustenta ventas, gastos, ganancia) y lo atiende una empresa bancaria que necesita tener mucho personal (gestores de crédito – moto incluida, evaluadores, cobradores). ¿Qué tasa de interés le cobrarán? Pues, queda claro que una tasa muy alta.

(Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son  de responsabilidad del autor).