ARTÍCULO DE OPINIÓN

El nuevo profesional en networking

La movilidad es una necesidad del usuario y se relaciona con la productividad; por ello, las tecnologías inalámbricas son necesarias, pero deben ser correctamente diseñadas e implementadas.

Un profesional en networking está en constante aprendizaje, porque las tecnologías en comunicaciones y software son dinámicas y están en continuo desarrollo. Su trabajo consiste en diseñar, implementar y dar mantenimiento a redes de datos. Todo con el fin de mantener una red 100% operativa, 24 horas al día, sin que se afecte el trabajo del usuario final.

Debe conocer de tecnologías actuales y futuras, a fin de diseñar una red escalable y eficiente. El proceso de implementación se refiere a las instalaciones físicas y las configuraciones en los diferentes equipos seleccionados en el diseño. El mantenimiento consiste en monitorear el rendimiento de la red, su correcto funcionamiento, las contingencias y actualizaciones necesarias en los equipos de la red.

Los temas de seguridad son amplios y para el caso de networking se enfocan en aseguramiento de dispositivos, instalación de dispositivos de seguridad, recopilación y análisis de alertas de seguridad y también la respuesta ante un eventual ataque. Otro punto importante es asegurar la comunicación, por ejemplo, con una tecnología VPN. La información es un bien intangible, para muchos es lo más valioso en la empresa.

La movilidad es una necesidad del usuario y se relaciona con la productividad; por ello, las tecnologías inalámbricas son necesarias, pero deben ser correctamente diseñadas e implementadas; de no ser así, se convierten en un problema. El internet de las cosas (IoT), es un ejemplo de la tecnología inalámbrica que está siendo cada día más utilizada y que exige tener muchas medidas de seguridad y zonas de cobertura.

La programabilidad de una red es un término no tan nuevo, toma fuerza desde el 2007, cuando se logra programar equipos de red de forma orquestada; es decir, que se pueden crear herramientas y protocolos para el funcionamiento y gestión de una red.

El profesional en networking, por lo general, no usa un lenguaje de programación, como por ejemplo el Python, pero, ahora, con la programabilidad sí lo necesita.

La coyuntura actual, marcada por la pandemia, ha acelerado el uso de las comunicaciones. Los hogares se han convertido en oficinas, las empresas deben brindar accesos remotos a recursos dentro de sus locales, se deben virtualizar servicios, localmente y en la nube de Internet.

En todos estos escenarios se necesitan profesionales con conocimientos de networking actualizados, que puedan atender un diseño escalable, una implementación correcta y eficiente; y, además, que gestionen y den mantenimiento adecuado, para garantizar un funcionamiento sin interrupciones.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.