Becaria se titula de ingeniera

Eva Preciado: un ejemplo de tesón y resiliencia

Hace una semana, se tituló como Ingeniera Industrial de la UDEP. Eva es reflejo del esfuerzo de muchos jóvenes que con apoyo del estado y la universidad buscan forjar su futuro y el del Perú.

Eva Preciado. Fuente: Pronabec

Sustentar hace una semana su tesis, en plena pandemia, fue un desafío más para la hoy ingeniera Eva Preciado. Su historia alberga episodios de constantes dificultades que con determinación va superando. Al apoyo de su familia y amigos, suma la apuesta que, desde el gobierno y las universidades, se va dando para promover el acceso a la educación en el país. Ahora, coordina la iniciativa internacional WISE en el Perú, la que busca promover los emprendimientos de mujeres en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por siglas en inglés)

Siempre el estudio
Su talento para el estudio la llevó al Colegio Mayor Presidente del Perú (hoy Colegio de Alto Rendimiento – COAR), en Lima. Este proyecto del Estado reunió a los mejores escolares del país para brindarles educación selecta. El fin: transformarlos en el motor intelectual y laboral de la nación bicentenaria. Ella egresó el 2012 y estuvo entre los 11 primeros puestos de la promoción, integrada por 300 alumnos.

Cuando terminaba la Secundaria, el equipo de Pronabec Perú llegó al colegio para explicarles el programa Beca 18, una beca integral que cubriría los gastos académicos, de alimentación, materiales de estudio y transporte, a los beneficiarios, en toda la carrera. Conocer de esta oportunidad para acceder a estudios universitarios le hizo mucho ilusión.

Un lema decisivo
Durante sus años en el Colegio Mayor, la Universidad de Piura era una constante referente de sus profesores. “Cuando me presentaba y decía que era de Sullana-Piura, me respondían ‘En Piura hay una buena universidad, la Universidad de Piura’. Ese nombre se me quedó grabado”, dice Eva.

Al acceder a Beca 18 tuvo oportunidad de elegir donde estudiar y por ello decidió investigar para conocer más sobre la UDEP. “Me enamoré sobre todo de su lema ‘Mejores personas, mejores profesionales’. Comprendí que la fuerza espiritual era algo que no todas las instituciones de educación superior tenían. Además, noté su compromiso para captar a los mejores estudiantes del país; fue una de las primeras universidades que ofreció sus exámenes de admisión de forma descentralizada”, añade la ahora egresada.

El 2014, Eva inició sus estudios de Ingeniería Industrial en la UDEP. Fue una decisión por vocación, porque siempre pensó que era una de las profesiones con perfiles profesionales más versátiles.

Fuente: Pronabec

Apoyo permanente
En la UDEP, Eva encontró el apoyo de sus profesores de la facultad y del equipo de Proyectos UDEP, que se mantiene en permanente comunicación con los beneficiarios de Beca 18.

Su buen desempeño académico y su capacidad permitieron que se le confiara la responsabilidad de coordinar el II Congreso Internacional de Ingeniería y Dirección de Proyectos Cipro 2019: “Transformando e innovando el país en entornos de crisis”, realizado en Lima. Además participó en la organización del primer Ecotón, un concurso escolar de educación ambiental, impulsado por la Facultad de Ingeniería. Ha sido además asistente del exigente curso de Proyectos en la Facultad e Ingeniería.

Eva, que conoce de cerca la realidad del Proyecto Beca 18 ha tenido la oportunidad de guiar a otros estudiantes beneficiarios: durante un periodo vacacional apoyó a jóvenes en el proceso de postulación al programa. Además, fue promotora de dos campañas de donación de sangre, a través de la aplicación móvil “Yo donante”, un emprendimiento creado por alumnos de la Universidad de Piura.

Un talento que se cultiva

Fuente: Pronabec

Eva aspira ser una líder femenina referente en su región y en el Perú. “Siempre he deseado aportar al desarrollo de mi país por toda la inversión que ha hecho en mi educación. No solo se trata de un gobierno invirtiendo en ello, sino de toda una nación creyendo en los sueños de muchos jóvenes como yo”.

Como Ingeniera, Eva quiere adquirir experiencia en el campo de dirección de proyectos, emprendimientos y liderazgo; y, de esta manera, forjar capacidades para promover la educación en los sectores más vulnerables del Perú. Apuntando en esa dirección, actualmente desde el HUB UDEP se desempeña como coordinadora en el Perú del Proyecto WISE, un programa internacional financiado por el BID que busca promover emprendimientos liderados por mujeres en áreas STEM.

En este momento de crisis por el Covid-19, deja un mensaje esperanzador para los jóvenes. “Nunca nos quejemos de lo malo que nos pase, por el contrario, agradezcamos porque gracias a estos episodios negativos aprendemos a ser más fuertes. Sean resilientes y no pierdan la ilusión de culminar su carrera con éxito. Y siempre recuerden que mientras más alto los coloque Dios, más humildes deben ser”, subraya.