MGTR. FABIOLA ALCAS

“En un giro de negocio se debe cuidar al personal”

Ante la situación económica que vive el país, la directora del Centro de Asesoría Microempresarial de la UDEP exhortó a las empresas a mantener y apoyar a sus empleados.

“Los giros de negocio son una forma de subsistir y hacer frente a la situación actual; no obstante, estas medidas deben asegurar el trabajo y el salario de los empleados. Es necesario considerar al personal como el recurso principal; de lo contrario, no tendría sentido cualquier estrategia que se implemente”, afirma la magíster Fabiola Alcas, directora del Centro de Asesoría Microempresarial (CAM) de la Universidad de Piura.

A inicios de mayo, diversos negocios realizaron distintos giros empresariales. Por ejemplo, una conocida pastelería del distrito de Miraflores (Lima) se convirtió en un minimarket, con el objetivo de mantener la empresa y continuar trabajando con sus casi 700 empleados. En esta misma línea, una conocida cadena de hoteles empezó a ofrecer habitaciones por 700 dólares al mes. Se trata de cambios de productos y de servicios de estas empresas, para estos tiempos de cuarentena.

La directora del CAM se refiere también a los márgenes de maniobra de los giros empresariales y sus variables: “La infraestructura, los recursos y la facilidad para adaptarse a los nuevos procesos, y a todo el cambio que fuerza el nuevo escenario, son determinantes para hacer frente y sobrellevar la situación actual”, advierte.

“Para realizar un buen giro de negocio, las empresas deben identificar qué actividades han resultado más golpeadas, analizar el proceso de negociación con sus proveedores y el contacto con sus clientes y si en este tiempo de cuarentena se ha mantenido la comunicación con ellos”, con el objetivo de conocer a profundidad la situación en la que se encuentran, señala Alcas.

Empresas, personal y tecnología

La especialista en negocios expresa que, durante esta crisis, es necesario trabajar apelando a la continuidad, garantizando el acompañamiento del personal; es decir, no hacer a un lado a los trabajadores. “Esta medida engrandece la imagen institucional del negocio ante los consumidores, los cuales son sensibles a todo aquello relacionado con lo laboral, indica la docente de la UDEP.

Además, recomienda el uso de la tecnología y plataformas digitales: “Los consumidores están cambiando y, ahora, priorizan todo aquello que tiene este ingrediente digital. Por ello, es fundamental que se tenga clara la estrategia de la empresa, pues la tecnología, por sí sola, no tiene mayor efecto si no se incluye en los procesos y actividades”.

“Estoy convencida de que las Mypes y Pymes podrán transformarse, ya que los dueños y emprendedores se caracterizan por su resiliencia, compromiso y esfuerzo. Ellos han crecido y aprendido con los éxitos, pero también con los fracasos”, manifiesta Fabiola Alcas.