ARTÍCULO DE OPINIÓN

Gestión pública: ¿qué pasó con su reforma?

En esta época de emergencia, queda evidenciado que hay mucho por mejorar; por tanto, es oportuno mirar “hacia dentro” y proponer las mejoras que deban hacerse en beneficio de la comunidad.

Fuente: Agencia Andina

Quizá muchos nos preguntamos en qué quedó la tan ansiada reforma en la gestión pública. Tuvimos una normativa que apoyaba los cambios y varias instituciones públicas optaron por ellos y por la búsqueda de la eficiencia en el servicio público. Sin embargo, no todas las organizaciones lo pudieron realizar y quizá los esfuerzos desplegados en su momento han vuelto al inicio; es decir, todo quedó igual.

Sin embargo, lo que sí vemos ahora, y todos reconocemos, es que nuestra realidad cambió. Estamos en otro momento, al que podríamos llamar la etapa pos COVID-19, o poscuarentena. Creemos que habrá que realizar muchos ajustes a los planeamientos que se tenían el año pasado. Las circunstancias actuales nos han llevado a que todos estemos en condiciones de aceptar los cambios, de “reinventarnos” y, justamente, también estamos ante una oportunidad para mejorar y para adecuarnos a la realidad que enfrentamos.

La cuarentena y el aislamiento nos paralizaron por completo durante más de tres meses. Ahora ya estamos en una etapa en la que podemos “reactivarnos” para realizar las mejoras necesarias en todos los ámbitos. La tan ansiada reforma del estado y, dentro de ella, el mejoramiento de la gestión pública necesitan solo -creeríamos- la voluntad política para realizar los ajustes necesarios que nos permitan enrumbemos hacia la efectividad en los resultados de cada institución pública.

Es innegable que se requiere potenciar cada vez más las habilidades o competencias en cada uno de los sectores. Si solo vemos los esenciales (salud y educación) ambos constituyen los pilares para un repunte base de nuestra economía. En esta época de emergencia, queda evidenciado que hay mucho por mejorar; por tanto, es oportuno mirar “hacia dentro” y proponer las mejoras que deban hacerse en beneficio de la comunidad. No se necesita más: solo trabajar y mejorar en conjunto para este logro de resultados. Esperemos que sea así.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.