ARTÍCULO DE OPINIÓN

Un gobierno que comunique

A todos nos cuesta procesar la información que recibimos; por ello, decidimos priorizar algunos mensajes y tomamos decisiones que pueden parecer un poco irracionales.

A pesar de las numerosas conferencias del presidente Vizcarra, la mala comunicación ha sido un error recurrente del Gobierno en el manejo de la pandemia. No solo la frecuencia de estas intervenciones ha disminuido, nunca fueron acompañadas de una estrategia adecuada para profundizar los mensajes.

Un ejemplo es la promoción que hacen las autoridades de la entrega de medicamentos contra la COVID-19. Ello genera una falsa confianza en la población. Otro caso es el reciente anuncio de la segunda parte del bono familiar. Muchos pensaron que se hacía referencia al nuevo bono anunciado en el mensaje del 28 de julio, pero en realidad se trataba de la culminación de la entrega del primero. El resultado: aglomeraciones innecesarias en agencias bancarias.

¿Cómo mejorar esta situación? Abhiji Banerjee es un economista y ganador del Premio Nobel en 2019. Recientemente, envió videos cortos a los pobladores de una región de India en los que él informaba de las medidas preventivas, y animaba a reportar síntomas a las autoridades sanitarias.  Semanas después, junto a su equipo, confirmó que los videos generaron los efectos deseados en quienes lo recibieron y en miembros de sus comunidades. ¿Por qué?

A todos nos cuesta procesar la información que recibimos; por ello, decidimos priorizar algunos mensajes y tomamos decisiones que pueden parecer un poco irracionales. La razón recae en nuestros sesgos conductuales. Si nos dicen que la vacuna está cerca, caemos en un exceso de confianza cuando aún falta mucho para su distribución. O si el mensaje es relevante, pero no confiamos en quien lo emite, decidimos ignorar el contenido. Y así tenemos muchos más.

Los videos de Banerjee se adaptan a estos sesgos al usar un emisor respetado, al comunicar de manera directa permitiendo un correcto encuadre del mensaje y al considerar la importancia que damos a los consejos de las personas cercanas. De esta manera, se logra un gran impacto en la comunidad con una estrategia de bajo costo.

¿Podemos replicarlo en el Perú? ¿Hay alguna persona tan respetada y admirada como Banerjee? Por ejemplo, la FPF centró su mensaje de Ricardo Gareca: ayudar a reiniciar de manera ordenada el futbol. Claramente, el alcance puede ser mayor. En el país contamos con muchos especialistas que podrían adaptar este tipo de mensajes a las particularidades de cada región. El Gobierno recientemente anunció una nueva campaña de comunicación. Esperemos que tengan en cuenta estos detalles. Porque, sin ciencia no hay futuro.