Artículo de opinión

¿Los niños pueden contagiarse de COVID-19 si salen de casa?

Si bien, desde hoy, según lo dispuesto por el Gobierno, los niños menores, hasta 14 años, podrán salir de sus casas de forma regulada, existen razones poderosas para no permitir que salgan a espacios públicos.

La pandemia del COVID-19 lleva, aproximadamente, dieciocho semanas en el mundo. Al principio, según los casos reportados, se creía que solo se enfermaban los adultos. La razón: los niños tienen un sistema inmunológico muy activo por las constantes enfermedades virales que sufren.

Photo by Hussain Badshah on Unsplash

El COVID-19 ha mostrado un comportamiento muy diferente a otros virus similares, especialmente en su mecanismo de contagio. Por ejemplo, se sabe que su persistencia infecciosa es mucho más prolongada que la de otros agentes y, también, se ha demostrado su presencia en varios elementos (acero, plástico, cartón, cobre, manijas de puertas y superficies duras) en los ambientes públicos que están al alcance de los niños. Por ello, es sumamente riesgoso que los niños salgan de sus casas y deambulen por áreas públicas, sobre las cuales los padres no tienen la seguridad de si una persona portadora del virus tuvo contacto o no con ellas.

Últimos estudios epidemiológicos sostienen evidencias acerca de que la enfermedad en niños puede presentarse de forma muy intensa. Ello, debido a que, como en el caso de los adultos, no han tenido contacto anterior con este tipo de virus o no han desarrollado las defensas necesarias para enfrentar esta invasión multiorgánica.

Por ejemplo, en casos recientes de niños afectados con el COVID-19, se han encontrado pacientes que tienen asociación con enfermedades metabólicas, diabetes tipo 1, neoplasias, enfermedades renales o cardiopatías. Con la nueva infección viral, sus síntomas se agravan y esta se hace más intensa y prolongada. Aunque hay pocos reportes de secuelas graves en ellos, es lógico pensar en las del tipo respiratorio, debido al daño orgánico pulmonar generado por esta potente infección.

Por otra parte, algunos reportes científicos recientes refieren que la infección por este nuevo tipo de coronavirus puede mostrar un cuadro muy similar a la enfermedad de Kawasaki, que es una vasculitis generalizada; es decir, una severa inflamación de las arterias en todo su organismo, con predilección por las arterias coronarias, que produce isquemia fatal del miocardio (infartos cardiacos). También genera fiebre prolongada, erupción generalizada, cambios en mucosas respiratoria y de la boca, además de modificaciones morfológicas en las extremidades.

Si bien, desde hoy, según lo dispuesto por el Gobierno, los niños menores, hasta 14 años, podrán salir de sus casas de forma regulada, existen razones muy poderosas para no permitir que salgan a espacios públicos arriesgando su salud y, en algunos casos, su vida.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

 

Esta publicación fue escrita en la sección Campus. Guarda el enlace.