Detocc 2020

Científicos de 11 países compartieron sus conocimientos sobre los ecosistemas áridos y el cambio climático

Más de 100 científicos, investigadores y estudiantes participaron de este evento internacional con el objetivo de contribuir a la protección y aprovechamiento sostenible de los bosques secos.

Del 3 al 7 de marzo, científicos de Alemania, Australia, Chile, España, Holanda, Kenia, Bélgica, Reino Unido, Argentina, México y Perú se reunieron en la conferencia internacional “Ecosistemas áridos: amenazas y oportunidades asociadas al cambio climático” (Detocc), organizada por la Universidad de Piura con el apoyo de Fondecyt.  Asistieron más de 100 personas.

En la inauguración del evento, el rector Antonio Abruña indicó que este encuentro permite afrontar los retos ambientales que tiene la región, a través de la investigación. Asimismo, acotó que los resultados que se expongan sobre el cambio climático y el funcionamiento de los bosques secos otorgarán a los estudiantes nuevas herramientas y modelos de medición para buscar siempre  el progreso y bienestar de la sociedad.

Detocc fue un espacio para crear vínculos con expertos internacionales, así como concientizar a la comunidad académica y población local sobre el cambio climático para que puedan plantear soluciones a los problemas locales.

El evento se dividió en 5 ejes temáticos: escenarios ecológicos y modelos predictivos,  adaptación vegetal a la disponibilidad hídrica, composición de la biodiversidad y diversidad funcional,  interacción planta-hospedador, y desarrollo agrícola y forestal.

En total se  presentaron más de 30 ponencias, entre las que destacan: “Dinámicas de la vegetación impulsadas por El Niño en el norte de Perú: reacción de la vegetación a los recursos fluctuantes”, “Variabilidad climática y resiliencia de ecosistemas áridos” y “Técnicas de propagación para especies de cactus en el desierto del sur de Perú”

El primer día se abordaron investigaciones enfocadas a las zonas áridas y el fenómeno El Niño con la finalidad de transferir modelos climáticos teóricos a experimentos ecológicos empíricos que permitan demostrar el impacto del cambio climático en los bosques secos. También, se expusieron trabajos de ecofisiólogos sobre la respuesta de las plantas a los procesos de sequía e inundación, en términos de transporte hídrico y producción de biomasa.

Los días posteriores fueron dedicados a analizar la biodiversidad de especies, estudios de plagas en bosques secos, problemas actuales que afectan al algarrobo, estudios de modelos agrícolas y forestales en bosques secos, entre otros. Además, los participantes realizaron un viaje de campo al Santuario Histórico Bosque de Pómac (Lambayeque).