ARTÍCULO DE OPINIÓN

¿Qué nos dicen los datos de agosto sobre el COVID en Piura?

Ha terminado ya el segundo mes sin cuarentena en nuestra región. Es un buen momento para hacer un balance de lo que ha sucedido, en base a los datos que nos proporciona la Diresa.

Fuente: Andina.pe

Agosto nos ha dejado noticias tristes, debido a los fallecidos, y también la convicción de que el virus sigue entre nosotros y que, por tanto, no podemos cansarnos o aburrirnos de cumplir las tantas veces repetidas medidas de precaución, sino que, por el contrario, debemos aprovechar la práctica y el hábito adquiridos en estos meses para cuidarnos cada vez mejor.

Las cifras de agosto nos indican que ha habido un total de 12 930 nuevos positivos frente a los 14 590 de julio y los 15 646 de junio. Es decir, una tasa media de 20 contagios por día, por cada cien mil habitantes. Si, como es de esperar, el número de pruebas que se realizan ahora (no es un dato brindado por la Diresa) es mayor que en los meses anteriores; entonces. podemos ver una ligera disminución en el número de contagios.

Las posibles razones: hay un alto porcentaje de la población que ya se contagió y esto hace que el virus tenga menos posibilidades de avanzar; y, el buen comportamiento de la mayoría de la población, que continúa cumpliendo las medidas necesarias para cuidarse y cuidar de los demás.

En cuanto al número de hospitalizados, agosto nos deja una media de 162 por día, frente a los 194 de julio y 327 de junio. Y, con respecto a los fallecidos, en agosto ha habido 364 casos (12 por día, en media) frente a los 427 fallecidos de julio y los 807 de junio.

Estas cifras son alentadoras y deben seguir motivando a las autoridades (de la Municipalidad de Piura, del GORE) y a organizaciones que colaboran con ellas (Iglesia católica, Piura en Acción, Cámara de Comercio, Juvecos, entre otras) a continuar con la excelente labor en el tratamiento rápido de los pacientes, yendo a sus hogares, sin esperar que acudan al hospital y sea haga más difícil la recuperación.

No parece que la vacuna llegue pronto ni que alcancemos la inmunidad rebaño (que sucede cuando el 70% de la población se ha contagiado) antes de finalizar el año, así que nuestro objetivo debe ser minimizar el número de pacientes que se agraven y, también, aumentar el número de camas UCI para salvar más vidas cuando llegue el momento. Este es un punto crítico, ya que los pacientes que ingresan en las UCI permanecen mucho tiempo en ellas, produciéndose una escasez de camas que impide atender y salvar a más personas que necesitan un respirador.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas en él son de responsabilidad del autor