ARTÍCULO DE OPINIÓN

¿Se interpretan bien las cifras de la pandemia?

Para no confundir a la población, se deberían referir únicamente a la cantidad de casos confirmados (que han dado positivo en una prueba), que es lo mismo que la cantidad de positivos.

He leído críticas al Gobierno respecto a su poca capacidad de comunicación en estos meses de pandemia, y me he dado cuenta de que no interpretan correctamente sus propios datos que publican mediante el Minsa y EsSalud.

Por ejemplo, para interpretar el avance de la pandemia, a veces se habla del “número de contagios”, como si se supiese cuántos contagios hay. Otras veces se habla del “número de casos”, refiriéndose al número de casos confirmados de contagio; esto sí se puede saber, evidentemente. Incluso se habla de “cantidad de positivos”, refiriéndose a la cantidad de personas que han dado positivo en las pruebas de descarte.

Todo esto origina un desconcierto en la población, pues los periodistas también terminan empleando las mismas palabras, sin distinguir entre una y otra. Para no confundir a la población, se deberían referir únicamente a la cantidad de casos confirmados (que han dado positivo en una prueba), que es lo mismo que la cantidad de positivos.

Lo peor de todo es que el Minsa, EsSalud y los periodistas interpretan que la situación mejora o empeora de acuerdo a la disminución o aumento del “número de casos”, como si se tratase del número de contagiados que hay. Y esto es un grave error, pues ese número de casos (positivos) depende de la cantidad de pruebas que se hagan. A más pruebas, más casos (positivos).

El día lunes 24 de agosto, el Sr. Dante Cerso, jefe de la Unidad de Inteligencia y Análisis de Datos de EsSalud, informó en un canal de televisión sobre el preocupante aumento del número de “casos” en los jóvenes, indicando que en las últimas seis semanas se había tenido una cifra creciente de “casos”: 5401, 6027, 7161, 8853 y 10327. No obstante, en las últimas seis semanas, el total de pruebas que se hizo (incluye todas las edades), también fue creciente: 138009, 167007, 173799, 169645 y 199721; por lo tanto, era de esperarse que el número de casos (positivos) también sea creciente.

Dado que no siempre se hace la misma cantidad de pruebas, para saber si se está mejorando o empeorando, se debería calcular día a día o semana a semana el porcentaje de pruebas que dan positivo, asumiendo que siempre se aplica el mismo criterio de selección de los pacientes a los que se les aplica la prueba; pero de esto último no estoy nada seguro.

Afortunadamente, sobre las cifras de fallecidos no hay esta confusión, y tanto el Minsa como el Sinadef nos informan que la cifra de fallecidos por COVID-19 y la cifra total de fallecidos están disminuyendo desde hace dos semanas.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.