10 a 20% de afluencia en cines

Tomás Atarama: “El cine tradicional se muda a las plataformas digitales”

Diversos negocios reiniciaron sus actividades. Sin embargo, aún no es claro lo que sucederá con algunas empresas de entretenimiento, entre ellas, los cines. El doctor Atarama comenta sobre la reactivación de esta industria.

El docente de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Piura, Tomás Atarama, señala que es probable que las reaperturas de las salas de cine tengan entre el 10% y 20% de asistencia; y, que sigue siendo imposible proyectar un estreno con todas las salas llenas a medianoche.

En Perú, refiere, las cadenas más importantes ya han adelantado que están diseñando protocolos de bioseguridad para reabrir, en cuanto el Gobierno dé luz verde; sin embargo, aún es incierto. Además, es previsible que tendrá que transcurrir un tiempo antes de que las personas recuperen la confianza en estas actividades.

¿Habrá una transformación obligada de la industria del cine?

Así es, el cine tradicional se muda a las plataformas digitales para ser consumido en los hogares. Esto no es algo totalmente novedoso, experiencias como las de Roma y El Irlandés marcaron, no hace mucho, una tendencia que se potenciará en este contexto.

Los grandes estrenos que estaban programados para marzo y abril han sido postergados para finales de año y, por otro lado, tenemos algunas apuestas particulares para lanzar las películas en streaming.

¿Se trata de un boom digital en el consumo del séptimo arte?

Este es un momento clave para pensar las dinámicas de distribución y consumo de la industria del entretenimiento. Netflix fue, en su momento, un ejemplo de innovación que transformó la distribución en este sector. Hoy corresponde pensar fuera de las estructuras tradicionales para plantearse fórmulas en las que la experiencia de consumir una ficción genere valor para los creadores y para la audiencia. Tal vez, luego de esta pandemia, la natural virtualidad del cine se confirme para privilegiar su consumo en ambientes controlados por el consumidor.

¿Cómo están haciendo en el extranjero?

En Francia, Gran Bretaña e Irlanda, donde se intentó no cerrar las salas y pasar a un modelo de asistencia reducida, finalmente, se terminó por imponer el cierre completo de los cines, tanto por la falta de demanda, como por la relevancia pública de clausurar las actividades que supongan que mucha gente se reúna.

En este escenario, la gran pregunta es ¿volverá algún día la vida a ser como antes para que los cines regresen a su posición privilegiada? Aunque es difícil adelantar una respuesta contundente, lo incuestionable es que en el corto plazo esto no será posible.

¿Qué cambiará en la experiencia de asistir a las salas de cine?

La experiencia de asistir al estreno de una película es una actividad imposible de plantear en estos días. Pasillos llenos de fans, salas abarrotadas de personas, largas colas para comprar canchita y tertulias improvisadas a medianoche, antes de ingresar a la película, son algunas de las postales que la mayoría de cinéfilos extrañamos. La salud está primero y el distanciamiento físico es una realidad que se mantendrá por lo menos durante algunos meses. Por esto, corresponde a la industria cinematográfica plantear alternativas innovadoras para seguir llevando grandes historias a sus audiencias.

En este escenario, es natural pensar que las plataformas digitales adquirirán un rol protagónico y que los hábitos de consumo virarán hacia las pantallas del hogar. Como lo ha hecho durante más de un siglo, el cine seguirá sorprendiéndonos con apuestas que enriquezcan la experiencia de vivir una historia a través de una pantalla.