Covid-19

UDEP reparará respiradores de hospitales de Piura

La iniciativa plantea rehabilitar respiradores artificiales que por diversos tipos de falla han dejado de trabajar, y además duplicar su capacidad para que sean usados por dos pacientes en simultáneo, en lugar de uno.

Fuente: Andina

Una posible crisis sanitaria es el creciente temor que azota al país desde la llegada del Covid-19. Con 950 casos confirmados, y 24 fallecidos a causa del virus, las autoridades han aplicado diversas medidas de prevención, entre ellas mejorar el equipamiento de los centros de salud para asistir a los pacientes.

La Universidad de Piura se ha sumado a estos esfuerzos, a través de su Facultad de Ingeniería, para reparar los respiradores mecánicos de los hospitales de Piura, que habían sido separados por sus fallas. El acuerdo se logró, luego de que un equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura visitara las instalaciones del Hospital Regional.

Los trabajos ya se iniciaron. “Después de analizar los equipos, hemos visto que son susceptibles de reparación. Hay algunos sensores que no son fáciles de conseguir, pero vamos a fabricar unos componentes alternativos con el uso de impresoras 3D”, comentó el magíster Jorge Machacuay, decano de la Facultad de Ingeniería.

Asimismo, indica que se trabajará en la elaboración de una bifurcación para que los respiradores, diseñados para que los use un solo paciente, puedan ser utilizados por dos personas a la vez, como ya se viene haciendo en otros países.

A la fecha, el equipo de investigadores de la UDEP trabaja en la reparación de dos respiradores; los equipos podrían estar listos para su uso este fin de semana.

Un proyecto en espera

Si bien la iniciativa inicial, planteada por el rector de la UDEP, doctor Antonio Abruña fue la posibilidad de fabricar nuevos respiradores, la ejecución de esta se encuentra en espera, debido a la falta de insumos necesarios para su fabricación.

“Recibimos el encargo de nuestro rector de ver la posibilidad de elaborar unos respiradores artificiales, porque había llegado un pedido del Gobierno Regional. Dijimos que sí; sin embargo, el problema es la logística. Hay componentes que no podemos conseguir aquí, y fabricar elementos alternativos tomaría mucho más tiempo. Si el gobierno puede acelerar esos procesos, no tenemos problema para fabricarlos”, aseguró Machacuay, ingeniero Mecánico-eléctrico.