Artículo de Opinión

El ruido político en contra de los intereses de los peruanos

Los últimos meses han sido muy duros debido a la pandemia. Y, el comportamiento de varias autoridades ha confirmado que sus intereses no están alineados con los de la población.

Ha iniciado un nuevo proceso de vacancia contra el presidente Vizcarra. Esta vez, motivada por los testimonios y pruebas de diversos aspirantes a colaborador eficaz. Todo parece indicar que la información es sólida, lo que amerita llegar al fondo del asunto. En esa línea, el fiscal Juárez del equipo Lava Jato ya ha iniciado una investigación preliminar.

Debido a estas versiones sin confirmar, varios congresistas consideran que es momento de volver al tema de la vacancia. Ello, a pesar de la proximidad de las elecciones y la incertidumbre de la pandemia. De seguir adelante con este proceso, el tema predominante en todos los medios volverá a ser la eterna pugna entre el poder ejecutivo y el legislativo.

El problema es que, en medio de este ruido político, hay asuntos muy importantes para los ciudadanos que no vienen recibiendo la atención que se merecen.

Recientemente la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso decidió no ratificar el Acuerdo de Escazú. El mismo día, se decidió ampliar la moratorio contra el ingreso y la producción de transgénicos hasta el 2035. Ambos temas son muy complejos y merecían ser discutidos a profundidad. Pero, el debate ha estado lejos de ser abierto y queda la sensación de no haber querido escuchar a quienes se oponían a la posición tomada.

También en estos días, se presentará el plan de reforma del sistema de pensiones propuesto por la comisión especial del Congreso. Siguiendo la misma línea, el debate sobre la propuesta ha sido mínimo, reduciéndose a redes sociales o a apariciones esporádicas en medios.

Los críticos a la reforma tienen dudas sobre la transición al nuevo sistema y sobre el papel del fondo de riesgo compartido. Las posiciones a favor defienden que lo propuesto se basa en sistemas de pensiones exitosos de otros países y que mejoran al sistema actual peruano. Y podemos considerar esto solo como un punto de partida de las posiciones diferentes.

Es grave que un tema que incidirá en el futuro de millones de peruanos no reciba la cobertura mediática correcta. Ni que las diversas partes involucradas no tengan el espacio adecuado para emitir su opinión sobre lo propuesto.

Los últimos meses han sido muy duros debido a la pandemia. Y, el comportamiento de varias autoridades ha confirmado que sus intereses no están alineados con los de la población, sino que buscan favorecerse del ruido político, antes que beneficiar al país.

El próximo año tendremos de nuevo elecciones. ¿Será diferente esta vez?

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.