Docente del Centro de Idiomas

¡Vaya usted con Dios, profesor Noblecilla!

Ayer, a los 50 años, falleció el profesor Jorge Luis Noblecilla Choquehuanca, colaborador docente del Centro de Idiomas desde el 2009. Sus esposa e hijos; sus alumnos, colegas y amigos lamentan profundamente su partida.

Jorge dejó ayer este mundo, pero su recuerdo y su ejemplo permanecerán en quienes lo conocieron, por la huella que ha dejado como “muy buen trabajador, buen esposo, amigo y buen padre; a quien le gustaban mucho los idiomas”, como manifiesta Juan Carlos Arbulú, director del Centro de Idiomas de la Universidad de Piura.

Sus colegas y amigos coinciden en afirmar que era todo un profesional y muy buena persona. “Nos ha dejado su ejemplo del servicio y de humildad que mostraba a favor de nuestros alumnos; y de entrega total a la familia: a su esposa Patricia y a sus hijos Julio y Jesús”, afirma el profesor Jaime Ancajima.

Antes de enseñar en la UDEP, hace ya 11 años, trabajó en el colegio Turicará. Al llegar a la universidad, aunque vivía en Paita se trasladaba a Piura para poder trabajar, buscando el bienestar de su familia. “Conocí a Jorge cuando empezó a laborar en el Centro de Idiomas. Al principio era un poco reservado, pero luego su calidad personal y profesional empezaron a destacar. Siempre fue una persona correcta, gentil, carismática y humilde”, comenta Jaime Ancajima.

Su gusto por los idiomas lo destacan todos quienes lo conocieron. Era autodidacta y le gustaba también aprender idiomas por internet. “Así, se podía comunicar en francés, portugués y hasta en italiano”. Sus alumnos lo querían y respetaban por su sencillez, entrega, paciencia y dedicación, refiere el profesor Ancajima”.

“Cuando tuve la oportunidad de llevar el nivel de Pre intermedio en la Universidad de Piura, me enseñó el profesor Jorge Noblecilla. Durante todas sus clases trató de ser lo más amigable posible; hacía participar a todos los alumnos de la clase y siempre trató de mostrar un acercamiento con cada uno, para evidenciar su aprendizaje. Era una excelente persona. Siempre, al introducir una clase, contaba algo para animar a todos. Lo recordaré por eso: porque más que profesor fue un gran amigo para todos”, dice uno de sus exalumnos, Nilson Pozo.

Desde la Universidad de Piura, nos unimos a las oraciones de la familia por el eterno descanso del alma del profesor Jorge Noblecilla, a quien le estaremos siempre agradecidos por su entrega y su ejemplo.

El sepelio del profesor Noblecilla será en Paita (Piura); en privado, debido a la cuarentena decretada.

¡Descanse en paz, profesor Noblecilla!